Exteriores convoca al embajador iraní tras la detención de un diplomático español

El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha convocado al embajador de Irán en España, Morteza Saffari Natanzi, en señal de protesta por la "inaceptable" y "muy grave" detención durante cuatro horas del consejero para Asuntos Consulares de la Embajada de España en Teherán, Ignacio Javier Pérez Cambra. Teherán no ha precisado los motivos de la detención, que se ha producido en el mismo día en que se han reeditado, tras 14 meses, las manifestaciones de la oposición en las calles de la capital iraní.

Efectivos de la Policía secreta iraní detuvieron este lunes a Pérez Cambra cuando se dirigía a la legación acompañado por uno de los conductores de la Embajada, después de que presenciara junto al embajador desde un vehículo las manifestaciones convocadas por la oposición reformista en el país.

Nada más tener conocimiento de la detención del diplomático, sobre el que las autoridades iraníes “no han presentado ningún cargo” -precisan las fuentes– el departamento que dirige Trinidad Jiménez convocó al embajador de Irán en Madrid para pedir la inmediata liberación de Pérez Cambra.

Como es habitual en estos casos, el embajador iraní fue recibido por el director general del área correspondiente, en este caso Oriente Medio, en manos de Juan González Barba.

De forma paralela, la Embajada de España en Irán ha remitido al Ministerio de Exteriores iraní una nota verbal (documento escrito que supone la forma de comunicación oficial más habitual en diplomacia) en la que protesta por un asunto que el Gobierno español considera “inaceptable” además de un “hecho muy grave”.

Como consecuencia de la desagradable retención durante cuatro horas del diplomático español en una comisaría de Teherán,  se ha suspendido una visita que el director general para Europa del Gobierno iraní pensaba llevar a cabo próximamente en España.

Además, añaden las fuentes diplomáticas, Exteriores ha enviado un ‘coreu’ -telegrama interno_a la UE para informar al resto de países socios de los hechos.