Llueven pájaros negros en Arkansas

Miles de pájaros negros han caído desde la noche de Año Nuevo sobre el estado de Arkansas, en el centro-sur de Estados Unidos, unos 5.000 de ellos muertos, por causas que aún se desconocen, según informaron este lunes las autoridades locales, que barajan varias posibilidades, como que resultaran heridas por los fuegos artificiales de Año Nuevo o por el granizo caído en los últimos días.

La mayoría de las aves se han precipitado sobre la ciudad de Beebe, ubicada a unas 30 millas (unos 48 kilómetros) al noreste de la capital estatal, Little Rock. Los servicios de limpieza las han recogido de las aceras y los tejados de las viviendas.

Ninguno de los pájaros presenta signos externos de estas agresiones, por lo que la hipótesis principal apunta que su muerte pudo deberse al estrés sufrido por los acontecimientos de los últimos días, tanto los relativos a las celebraciones navideñas como al mal tiempo.

Los cadáveres de los animales serán trasladados a varios laboratorios de Little Rock, Madison y Wisconsin para su estudio, según informó la cadena Sky News.