Durán i Lleida pide al PSOE que promueva una moción de confianza o que cambie de candidato

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antonio Duran Lleida, ha instado hoy al grupo socialista en la Cámara baja a que ante la "incuestionable" debilidad política de José Luis Rodríguez Zapatero promueva una moción de confianza, un adelanto electoral o un cambio de candidato a la Presidencia. Parece difícil que se produzcan las tres cosas, ha añadido Duran Lleida en declaraciones a Onda Cero.

El portavoz de CiU en el Congreso ha considerado además que el líder de la oposición, Mariano Rajoy, perdería una moción de censura si la planteara, porque los grupos de izquierdas y otras formaciones apoyarían al Gobierno, y ha explicado que su grupo tampoco tiene confianza en la alternativa económica que presenta el PP.

Ha afirmado que políticamente hablando hay un antes y un después de esta semana, de la que el Ejecutivo ha salido “tremendamente debilitado” no sólo por haber sido protagonista de una reforma histórica de derechos sociales, sino también porque se ha visto obligado a hacerla porque se lo imponen desde Bruselas. Esa debilidad del Ejecutivo y de su presidente, ha proseguido, afecta la credibilidad de los mercados y también de la economía.

Para Duran, las medidas anunciadas el pasado miércoles por el presidente del Gobierno en el Congreso son necesarias porque es necesario reducir el déficit, pero son también insuficientes porque hay que incrementar los ingresos fomentando la ocupación. Finalmente indicó que su grupo aún no ha decidido si apoyará dichas medidas cuando lleguen al Congreso y no lo hará hasta que conozca “la letra pequeña” y ha insistido en que a CiU hay cosas que no le gustan y que hacen difícil su voto favorable como la congelación de las pensiones o la rebaja del precio de los medicamentos, que afectará negativamente a la industria farmacéutica catalana.

España gobernada por Merkel y Sarkozy

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, también ha afirmado que España “ya no está gobernada por José Luis Rodríguez Zapatero”, sino por la canciller alemana, Ángela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy. ”Las medidas que ha tomado Zapatero han sido dictadas literalmente por la Unión Europea”, ha reflexionado Duran en su carta web semanal, y se ha preguntado si el presidente del Gobierno “será capaz de aguantar hasta el final de la legislatura” o deberá avanzar las elecciones.

El secretario general de la federación nacionalista ha juzgado que España ha pasado a vivir “bajo el protectorado europeo con un directorio del cual Zapatero no forma parte, pese a ser el presidente de turno” de la Unión. Duran ha señalado que la experiencia de la crisis en Grecia ha puesto de relieve que el euro tiene “muchas debilidades” si no se plantea una política económica y fiscal común, y ha pronosticado que el futuro de España será “diferente” tras las medidas anunciadas por el Ejecutivo central.

En ese sentido, el portavoz nacionalista se ha preguntado con quién aprobará Zapatero los próximos presupuestos generales “si no avanza las elecciones”. Acerca del recorte de gasto anunciado esta semana por el Gobierno, Duran ha señalado que entre las acciones propuestas “falta un paquete de medidas a corto plazo para ayudar a crear ocupación”. ”Zapatero renuncia a crear ocupación, a generar trabajo”, algo que según Duran serviría para reducir el gasto que supone el subsidio de desempleo, generar actividad económica, mayores ingresos por rendimiento de trabajo y un aumento del consumo.

El secretario general de CiU ha lamentado que el Ejecutivo trate de reducir el déficit público únicamente por la vía de recortar el gasto -”que ya está bien”, ha puntualizado- pero se ha olvidado de la posibilidad de buscar vías para incrementar los ingresos “que no pasen por la subida de nuevos impuestos”.

Duran ha reiterado que la federación nacionalista todavía no ha decidido el sentido de su voto respecto al decreto ley con las medidas del Gobierno que se presentará en Cortes y ha avanzado que no lo hará hasta conocer la “letra pequeña” de ese texto. Aún así, ha señalado que hay una cuestión que “conceptualmente” le “cuesta aceptar”, como es la “rebaja de las pensiones”, y otra que considera que “técnicamente es un error”, la rebaja en el precio de los medicamentos, ya que “con el pretexto de rebajar un gasto se podría crear otro nuevo”.