Solo apta para ricos: esta cerveza está hecha a partir de tu ADN

cerveza_2

En los últimos tiempos, los amantes de la cerveza andan algo perdidos. Con el ‘boom’ de la cerveza artesanal, los habituales bebedores se quedan noqueados al llegar a la barra de un bar: no tienen muy claro si pedir una IPA, una Lager, una Porter o, por qué no, una de trigo. Al contrario de lo que ocurría antes y aún sigue pasando en todos esos bares en los que las opciones se reducen a tres o cuatro marcas, ahora si no conoces este mundo puedes acabar fastidiado. Como el cuerpo te pidiera una cerveza negra y pidas una simple y llana Lager, mal asunto. Pero no hay motivo para la preocupación, porque la cervecera británica Meantime Brewery quiere ahorrarnos todos estos quebraderos de cabeza de un plumazo. Eso sí, su solución no es barata, precisamente.

Por descabellado que parezca, estos artesanos cerveceros se han propuesto crear una cerveza en base a la secuencia genética de quienes se la vayan a beber. Tal y como lo lees. No tienen otra cosa en mente que diseñar y fabricar zumo de cebada personalizado, tomando para ello el ADN de la persona que vaya a enjuagar su gaznate con ese brebaje. El primero en tener su cerveza hecha a medida ha sido el cervecero Ciaran Giblin, de la propia casa Meantime.

“Estoy encantado con el resultado”, reconoce Giblin. “Es una oportunidad que tenemos para llevar la cerveza innovadora y personalizada a nuevos límites”, explica. Para poder realizar tan especial bebida, se puso en contacto con la empresa 23andMe, cuyo principal negocio no es otro que realizar un mapeo genético de sus clientes. Si bien quienes antes pagaban lo hacían, fundamentalmente, para obtener información sobre su salud o sobre algún posible familiar, ahora también lo podrán hacer para tener su cerveza personalizada.

cerveza_1

Fue con esta empresa con la que Ciaran Giblin obtuvo los detalles de su propia secuencia genética en base a los cuales, según cuenta, preparó la receta de la cerveza que se preparó solamente para él. “Envié una simple muestra de saliva a 23andMe. Los resultados me dieron las herramientas que necesitaba para desarrollar una receta basada en los elementos que mis sentidos están más acostumbrados a disfrutar”, comentaba este intrépido artesano.

Fruto de este primer experimento, la firma de cervezas artesanales de Giblin se ha asociado con la compañía estadounidense 23andMe para que aquellos clientes que quieran tener su propia cerveza puedan conseguirla. Para ello, solamente tienen que facilitar una prueba de saliva a esta empresa, que la utilizará para detectar la sensibilidad de esa persona a los compuestos amargos que se encuentran en ciertos alimentos, como el repollo o la cerveza negra.

“Las variaciones hereditarias en los receptores del gusto oral de una persona (que se encuentran en el gen TAS2R38) se utilizarán para ayudar a determinar su propensión a sabores dulces y amargos”, aseguran los creadores de esta peculiar cerveza. Sin ir más lejos, la cerveza del maestro cervecero de la casa tenía un fuerte sabor amargo porque el análisis de su secuencia genética vino a demostrar su predisposición a ese tipo de sabores frente a los dulces.

Una vez que tienen el análisis, la cervecería Meantime elabora una primera receta y el propio cliente va a probarla para comprobar si han acertado o no con el estilo de cerveza propuesto. De hecho, pueden participar en el proceso de elaboración determinando la cantidad de lúpulo y grano que debe llevar la mezcla. Claro que, antes de catar el primer intento de la receta y de iniciar todo el proceso, los interesados habrán que tenido que preparar la nada desdeñable cifra de 25.000 libras (algo más de 28.960 euros). Una auténtica pasada.

cerveza_4

Para tratar de convencer a los adinerados amantes de la cerveza que puedan permitirse este carísimo capricho, los responsables de Meantime Brewery garantizan la fabricación de 12 hectolitros del brebaje personalizado, lo que vendrían a ser cerca de 2.000 pintas. Además, el cliente puede elegir un nombre comercial para su bebida personalizada y ellos se encargan de embotellarla y llevarsela a casa. Y no solo eso. También ofrecen un curso llamado ‘The Knowledge’ (“El Conocimiento”) que permitirá a los clientes conocer de cerca los detalles de la bebida que tanto les apasiona y por la que están dispuestos a entregar una fortuna. Es más, si quiere fardar de poseer la cantidad que cuesta esta cerveza, desde Meantime se encargan de llevar algún barril al pub donde le indiquen para que pueda compartirla con los parroquianos del lugar. Un detalle por su parte.

No obstante, el mundo de la cerveza es muy dado a este tipo de excentricidades. Tanto es así que esta nueva cerveza personalizada de los artesanos cerveceros londinenses es la más cara del mundo. Para nada. En eBay alguien llegó a pagar más de 500 dólares (más de 460 euros) por una botella elaborada durante una expedición a la Antártica en 1875. No, muy apetecible no debía estar. Pese a todo, alguien perdió la cabeza (y buena parte de la pasta que tenía en la cartera) para hacerse con esta botella de la firma Allsopp’s Arctic Ale.

cerveza_3

Pero aún hay más. En 2016, un grupo de empresarios polacos liderados por Wojciech Mann, no tuvo el más mínimo reparo en intentar lanzar la cerveza The Order of Yoni, un brebaje para el cual utilizaron nada más y nada menos que la esencia más íntima de “una mujer extraordinaria”. Tal cual. “Empleando una tecnología avanzada del ámbito de microbiología, aislamos, examinamos y preparamos las bacterias del ácido láctico de la vagina de una mujer extraordinaria. Estas bacterias, Lactobacillus, transmiten los rasgos femeninos, el encanto, la gracia, la elegancia y su instinto a la cerveza y a otros productos, convirtiéndolos en un baile con ángel”, decían sus creadores. La chica que se prestó a tan bizarra elaboración cervecera fue la modelo Alexandra Bredlova.

Visto lo visto, en el mundo de la cerveza parece estar todo permitido. Eso sí, si la cerveza personalizada que te prepare Meantime Brewery a partir de tu ADN no te gusta, pásate al vino. Está claro que el zumo de cebada no es lo tuyo.

——————–

Con información de The Beer Times, Daily Mail, OddityCentral, Metro y Luxury Inside

Estos contenidos sí que rompen en el paladar

- Una cañería de cerveza directa a su grifo: este tipo es el primer afortunado del mundo

- Cuando los hospitales fabricaban cerveza para sus pacientes

- La loca regata de pateras fabricadas con latas de cerveza

- ¡La primera fuente pública de cerveza estará en Eslovenia!