Kit Kat de ‘sake’, turrón taiwanés y otras insólitas ‘delicatessen’ asiáticas que puedes comprar en España

La cultura asiática, con milenios a sus espaldas, es una de las que más curiosidades despierta a lo largo y ancho del mundo. De hecho, ha acumulado seguidores que se han visto atraídos por sus costumbres y tradiciones. Como no podía ser de otra manera, la gastronomía también se ha extendido por el planeta y hoy vemos como restaurantes chinos, vietnamitas, tailandeses y japoneses triunfan en cualquier parte del orbe.

Aun así, y por mucho que el rollito de primavera esté tan presente en nuestra dieta como la paella, ciertas costumbres culinarias han dado mucho de qué hablar, como la ingesta de insectos o la insistente manía de versionar golosinas y refrescos mezclándolos con cualquier sabor. Muchas de esos productos que triunfan en Tokio, Pekín o Seúl han llegado a nuestro país a través de varias tiendas ‘online’y amenazan con quitarle el puesto a las tradicionales pipas o al turrón más clásico:

delicatessen2

Un Kit Kat distinto

Nada de chocolate y galleta. En su afán por mezclar sabores, los asiáticos han hecho que triunfen las versiones de Kit Kat más insólitas de todo el mundo. Encontramos de boniato asado, de calabaza (ideal para Halloween), de té verde y el más curioso: con sabor a ‘sake. ¿Quizás probándolo es posible coger el puntillo de la misma forma que atiborrándose de los típicos bombones con licor navideños?

Oreo de tarta ‘red velvet’ y de té verde

El Kit Kat no es el único producto mundialmente famoso que goza de versiones disparatadas en Asía: las galletas Oreo también disponen de diversos sabores por aquellos lares. Desde las más comunes con sabor a fresa hasta algunos más curiosos como de tarta ‘red velvet (ya en el paquete especifica que se trata de un “sabor artificial”), de helado de ‘matcha‘ (té verde) o rellenas de crema de tarta de ‘mousse’ de vainilla. Si te gustan las galletas Oreo puede que esto te parezca el paraíso o, por el contrario, quizás lo consideras una aberración. Lo que está claro que hay para todos los gustos.

delicatessen5

Turrón taiwanés: muy duro y dulce

Dicen quienes lo han probado que es muy duro y muy dulce. Al ser (demasiado) consistente, no queda más remedio que tenerlo en la boca durante un tiempo para conseguir que ablande y así poder disfrutar de todo su sabor. La propuesta de Japon Shop es a base de almendras y té verde y está elaborada según la receta tradicional de Taiwán. Quizás, la próxima Navidad Suchard tenga que ponerse las pilas y probar con esta curiosa mezcla llegada del Lejano Oriente. Eso si: conviene que antes de degustarlo se advierta de su extremada dureza. O también puedes omitirlo (según quienes sean los comensales).

Los ‘mochis’ de mil y un sabores y texturas

Estos pasteles de arroz son uno de los postres más tradicionales de Japón. Elaborados con arroz glutinoso molido (no suena muy apetitoso), pueden estar rellenos de cremas de diferentes sabores y texturas: de dulce de ‘azuki’ (judías rojas), de ‘taro (boniato japonés), de ‘matcha (té verde) o de castaña, melón y crema de cacahuete. Si a ello le unes su viscosidad no parece que sea una opción muy apetecible. Aun así, años y años de tradición de ‘mochis’, bien se merece una oportunidad. Incluso podrás encontrar ‘topping’ especial para los ‘mochis’.

giphy

El postre favorito de Doraemon, también de ‘cheesecake’ y judía roja

¿Quién no recuerda a Doraemon rodeado de sus pastelitos favoritos? Son los míticos Dorayaki, un dulce japonés que consiste en dos bizcochos redondos rellenos de chocolate y ‘anko’ (una especie de judía dulce). Sin embargo, las ganas de innovar de los japoneses les ha llevado a rellenarlos de sabores aún más peculiares como de ‘cheesecake’ y judía roja o de mascarpone y té verde. En Oriental Market encontrarás varios de estos dulces que hoy podrían convertirse en la merienda favorita de los niños españoles.

delicatessen7

Las galletas de Shin Chan con sabor a boniato

En esta recopilación de sabores alocados no podían faltar las típicas galletas promocionales de algún personaje infantil. En concreto, es Shin Chan y sus populares galletas de trigo quienes pasan por el laboratorio de sabores: su producto se ofrece con un toque a boniato asado con mantequilla. Una bomba para el paladar y el estómago que bien merece una oportunidad. Si eran las favoritas del niño más caprichoso y malcriado de la historia de las series japonesas puede que estén deliciosas.

delicatessen6

El ponche dulce coreano más sabroso

El ponche se encuentra entre las bebidas favoritas de los coreanos. Concretamente, en Corea del Sur triunfa este ponche dulce elaborado a base de canela, caqui Persimon (apreciado por su sabor y cualidades nutricionales) y jengibre. Una mezcla poco habitual por estos lares que, sin embargo, puede endulzar paladares en España, ya que en las tiendas ‘online’ españolas también se ofrece en lata.

delicatessen3

‘Edamame’ o las vainas de soja sin madurar

Es el aperitivo por excelencia de Japón (aunque también se consume en China y Corea): el ‘Edamame‘ es el nombre japonés que se usa para referirse a las vainas de soja verdes que también están disponibles en España. Si la soja ya ha logrado hacerse un hueco en la dieta mediterránea, ahora llega esta vuelta de tuerca (que en realidad es más natural). Un producto muy sano y con excelente aporte de proteínas vegetales que, eso sí, no parece excesivamente apetitoso. Se hierven en agua con sal y se sirven enteras tanto en caliente como en frío. Es común acompañarlas de salsa de soja. ¿Para qué variar?

Capuchino en lata, la bebida estrella de Corea del Sur

Se trata de una bebida caliente que, aunque no tiene nada de asiática, triunfa en Corea del Sur. Aun así han querido aportarle un toque diferente y han desterrado los típicos recipientes de café para meterlo en latas. Sin duda mucho más práctico, aunque habría que ver la calidad del capuchino y cómo sabe sin disfrutarlo a una temperatura decente.

El inodoro en el que se puede beber

Para acabar, y entre tanta excentricidad de sabores, toca presentar el accesorio que no puede faltar en tu cocina y que desterrará a los vasos: se trata de un recipiente con forma de váter que se usa en algunos puntos de Asia para disfrutar de tus chucherías. Así, en este retrete de miniatura se echan unos ‘polvos mágicos’ y ,tras remover con fuerza, conseguirás una espuma con sabor a soda Ramune (la favorita de los japoneses) y fresa. Ahora solo queda sorber. Un ritual un tanto escatológico que alimenta igual que en un vaso.

Ahora ha llegado hasta España un kit de Moko Moko (así se llama) que también incluye ‘atrezzo’ para fotografiarlo y subirlo a las redes sociales. ¿Habrá quien quiera que le vean en semejante situación?

—–

Con información de las tiendas online Japonshop, Deliciosa Asia y Oriental Market.

Otras historias asiáticas que no te dejarán indiferente:

Tirarse horas sudando a pleno sol, la dieta de moda entre las jóvenes asiáticas

El japonés que coleccionó 2000 tatuajes arrancados de cadáveres

Oso negro se lleva la sorpresa de su vida al atacar a un abuelo japonés, experto karateka

Un chino pedalea 500 kilómetros en dirección contraria intentando llegar a casa en bicicleta

– Los fanáticos de los trenes arruinan la dulce historia de la estación japonesa que tenía un solo pasajero