La vuelta al mundo para asquerosamente ricos: así son las vacaciones más extravagantes

passport_foto1

¿Cómo son unas vacaciones de 13 millones? Si tus colegas y tú intentarais responder a esta pregunta de cañas, diciendo cada uno lo primero que se os pasara por la cabeza, vuestras más alocadas suposiciones ni siquiera rozarían la realidad.

La vuelta al mundo más cara que existe, organizada por la empresa de experiencias vacacionales DreamMaker, cuesta exactamente 13.875.000 dólares (que son casi 13 millones de nuestros euros), tiene una duración de 20 días, pasa por 20 ciudades de todo el globo y su lista de lujos y actividades parece el extracto de los movimientos de una tarjeta ‘black’.

El multimillonario que abone la insultante factura viajará a bordo de un avión privado Boeing 767, seguido muy de cerca por un Boeing Business Jet que llevará a 49 amigos, familiares, seres queridos y/o gorrones de su elección. Aunque solo pasarán volando un 12 % del tiempo, son muchos los pasatiempos que tendrán a su disposición en ambos aeroplanos.

passport_foto4

En primer lugar, habrá un auxiliar de vuelo por cada pasajero y un total de cincuenta profesionales más en el aparato, desde un sumiller que ofrecerá al selecto viajero y sus huéspedes los mejores vinos hasta un instructor de yoga o un hipnoterapeuta de renombre que desarrollará “un programa holístico que integra la tecnología del sueño más avanzada con técnicas alternativas de bienestar como la hipnoterapia, la curación con Reiki, la medicina ayurvédica y la acupuntura”. Ahí es nada.

“Es irrelevante lo grande o bonito que es tu ‘jet’ privado si no puedes relajarte cómodamente o dormir lo necesario en el avión”, ha dicho Gregory Patrick, fundador de DreamMaker y responsable de esta experiencia vacacional para ricachones bautizada Passport to 50.

Además, como estar podrido de dinero no siempre es sinónimo de vida y hábitos saludables, el repertorio de entretenimientos incluirá también un torneo de póker solidario de 500.000 dólares (unos 467.000 euros) en el que participarán algunos de los mejores jugadores del mundo o un exclusivo desfile de moda.

Hasta los más nimios detalles del viaje rezuman opulencia. Por ejemplo, las varillas para remover los cócteles han sido fabricadas por la firma rusa World of Diamonds. Un total de cincuenta palitroques de oro de 18 quilates -con 20 diamantes blancos y 1 azul incrustados en la bola que representa el recorrido, situada en un extremo del artilugio- que han costado la friolera de 1 millón de dólares (unos 935.000 euros) y que el anfitrión y sus acompañantes podrán quedarse como ‘souvenir’ al término de la experiencia.

passport_foto2

De lo que sucederá en tierra se conocen pocos detalles, pero los responsables de ‘Passport to 50’ sí han hablado de un extravagante acto en el que los viajeros recibirán la bendición de 50 monjes en medio de una inundación de 50.000 pétalos de loto.

También se sabe que los empleados de DreamMaker acompañarán al cliente en todo momento, listos para hacer lo que haga falta y que no tenga que mover un dedo. Se encargarán de hacer y deshacer el equipaje, de adquirir cualquier capricho que se le antoje, de coordinarse con los chefs y sumilleres de los restaurantes para que preparen las comidas a su gusto, de modificar cualquier detalle del itinerario en base a sus apetencias, de hacer la colada e incluso de gestionar sus llamadas y mensajes para que pueda desconectar totalmente.

La ruta comenzará en agosto de 2017 en la isla de Ko Samui (la más cara de Tailandia) y pasará por Siem Riep (Camboya), Katmandú (Nepal), Agra (la India), Florencia y Siena (Italia), Cannes y Moulinet (Francia), Londres (Reino Unido), Barcelona, Ibiza y Marbella (España), Marrakech (Marruecos), La Habana (Cuba), Knoxville (Tennessee, Estados Unidos), Kona (Hawái, Estados Unidos), El Nido (Filipinas) y una isla secreta cuyo nombre se desconoce antes de llegar a su final en Manila (Filipinas).

passport_foto5

Y como tanto dispendio en países con graves problemas de pobreza y desigualdad puede dejarle a uno con la conciencia intranquila, los hacedores de sueños de DreamMaker también han preparado una serie de obras de caridad que el acaudalado irá realizando, sin esfuerzo, durante sus vacaciones.

“No tiene sentido trabajar tan duro para complacer a los clientes más exigentes sin hacer el mismo esfuerzo para equilibrar la decadencia con un elemento de bondad que proporcione una mayor satisfacción”, afirma Patrick. Por eso planean “distribuir 2.500 bicicletas para que los niños de las zonas rurales de Camboya puedan ir al colegio, proporcionar agua potable a 50.000 niños filipinos y construir ‘centros de ocio’ para 50.000 niños que combaten enfermedades graves en el Reino Unido”.

Y así es la vuelta al mundo para asquerosamente ricos. Seguro que tus colegas y tú, de cañas, no hubierais llegado a imaginar ni la mitad de lo que incluyen estas extravagantes vacaciones. La realidad, cuando se trata de multimillonarios, supera casi siempre a la ficción.

————

Con información e imágenes de Passport to 50 y Oddity Central y Wikimedia

Otros relatos de opulencia:

-En este curioso pueblo chino todo el mundo invierte en bolsa

-Diez corporaciones del mundo real que parecen salidas de la mente de un supervillano

-Si Amancio Ortega se le cae un billete de 100 euros, no le compensa recogerlo

-La fortuna de los diez hombres más ricos de la historia equivale al PIB actual de Reino Unido

-El hombre que se hizo millonario vendiendo piedras