Aforo completo en los cementerios: no hay tumbas para tanto muerto

8276610827_43e2fdb5ca_b

Si algo tenemos claro a lo largo de nuestras vidas es que, llegado el momento, pondremos rumbo al corral de los quietos. No podemos prever si nos costará sangre, sudor y lágrimas llegar a fin de mes, si daremos con el amor de nuestra vida o cuántos churumbeles tendremos. Todo eso lo iremos viendo a medida que sumemos primaveras. Pero lo que siempre tendremos claro es que, cuando nos pongan el pijama de madera, haremos compañía a aquellos amigos y familiares que un día se marcharon. Bueno, todo ello si queda aún sitio en los cementerios.

Al parecer, el espacio para los nuevos inquilinos está cada vez más limitado en los camposantos de distintos lugares del mundo. Hay ‘overbooking’, por lo que cada vez resulta más complicado encontrar una parcela donde descansar mientras los gusanos dan buena cuenta de nuestros cuerpos. En Reino Unido, sin ir más lejos, se ha incrementado en los últimos tiempos la demanda para hacerse con un lugar, a riesgo de tener que desplazarse a otro condado para dar el último adiós a nuestros seres queridos.

A pesar de que ahora son muchos los que optan por la incineración de sus allegados, las autoridades británicas ya han advertido de que el aforo en los cementerios se está agotando. Según apuntan, el éxodo de muchos ciudadanos del entorno rural a las ciudades durante los siglos XVIII y XIX provocó que los grandes núcleos urbanos tuvieran que construir enormes recintos para dar cabida a quienes fallecían. Pero ahora no basta. El número limitado de tumbas está cerca de alcanzarse.

2709693124_31e2e9609b_b

Dos municipios de Londres, Tower Hamlets y Hackney, han dejado de proporcionar un servicio de entierro”, asegura Tim Morris, máximo responsable del Instituto de Gestión de Cementerios y crematorios. “Los residentes se tienen que marchar a otros condados vecinos”. Esto está provocando que, desde algún tiempo atrás, esta institución inste a las autoridades locales a buscar nuevos terrenos en los que construir más camposantos, con los costes que ello conlleva y sin dejar de hacer frente al mantenimiento de los ya existentes.

Tal es la situación que, según una encuesta realizada en 2013, casi la mitad de los cementerios de Inglaterra podrían colgar el cartel de “Aforo completo” en los próximos 20 años. Y, más allá de los gastos que supone para las autoridades, hay que tener en cuenta los problemas que esto entraña: familias que deben desplazarse a otra ciudad para visitar el lugar donde descansan sus seres queridos, personas que no pueden yacer junto al resto de su misma prole por falta de espacio…

Además, como comentábamos, el ‘overbooking’ en los corrales de los quietos no es algo que solamente estén padeciendo los británicos. En España, por ejemplo, existe también esta problemática. Hace algunos años, en el cementerio de la localidad zaragozana de Torrero se habían agotado los columbarios de los que disponían las familias para depositar las cenizas de sus allegados. En 2013, el ayuntamiento de Trujillo, en Cáceres, ya indicó a las familias del municipio que estaba faltando el espacio en el camposanto local.

Y todo ello pese a que en España, al contrario de lo que ocurre en otros países, existen los nichos que permiten que varios miembros de una familia descansen en el mismo lugar. En otros casos, como pueda ser Alemania, la situación es diferente y tienen que reaprovechar el mismo espacio de las tumbas algunos años después. En la ciudad de Venecia sucede algo similar. Ante la falta de espacio, los cuerpos descompuestos se retiran del cementerio para dejar espacio a nuevos inquilinos.

2571819717_3532cdf15b_o

Una solución que plantean para evitar que en otros lugares se repita el mismo escenario es establecer diferentes niveles. Esto implicaría que los cuerpos que más tiempo lleven allí se entierren más profundos, en un nivel inferior, mientras que los recientemente fallecidos queden en una altura superior. Así no habría inconveniente en que los miembros de un familia pudieran estar juntos en su descanso eterno.

En otros rincones del globo han apostado por distintas soluciones. En Hong Kong han decidido que la mejor solución para el ‘overbooking’ es crear un cementerio flotante. Se trata de un navío cuyos camarotes estarían ocupados por unos pasajeros permanentes que apenas darían quebraderos de cabeza a la tripulación y que podría transitar por toda la costa para así acercar las familias a sus difuntos. “Un cementerio flotante es el siguiente paso natural” en la historia de los camposantos de Hong Kong, asegura Benny Lee, diseñador de la empresa Bread Studio, que ha propuesto esta peculiar medida.

cementerio_flotante

También en China, concretamente en la ciudad de Shanghái, las autoridades tuvieron que tomar cartas en el asunto algunos años atrás para buscar una solución ante la falta de espacio en los camposantos. Pese a que son muchos los que, siguiendo las tradiciones de sus antepasados, pensaban que los difuntos solo podía alcanzar la paz eterna si sus restos descansaban sobre tierra firme, el Gobierno decidió subvencionar a quienes se decantasen por la incineración de sus finados y lanzar las cenizas al mar.

Así, mientras una familia tenía que invertir 20.000 yuanes (algo menos de 2.000 euros) para obtener una parcela en el cementerio, la inhumación apenas les costaba 150 yuanes (cerca de 15 euros). No obstante, había quien después pagaba mas de 3.000 euros para alquilar un barco y lanzar los restos de sus allegados al mar, pudiéndolo hacer desde la costa.

Aunque el mundo tenga problemas de espacio en los cementerios, siempre habrá alguna posible solución a la vista. Es más, ante la necesidad de permitir a nuestros difuntos disfrutar de un cómodo descanso eterno, alguien pergeñará una solución que le permita sacar tajada. A saber lo que acabaremos inventando para evitar este ‘overbooking’. A saber…

—————

Con información de Redorbit, BBC, Heraldo, El Periódico de Extremadura, El País y CNN

Aprovechemos el tiempo antes de que nos pongan el pijama de madera

- Las lápidas más chistosas del cementerio

- El cementerio de las especies extinguidas

- Diez muertes indignas que te convertirán en el hazmerreír del cementerio (incluida la muerte por kiki)

- Un cementerio quiere retirar la lápida de un matemático porque contiene un sudoku