Lo que pasa cuando una pareja real intenta practicar las posturas del Kamasutra

kamasutra

Ya se sabe que si no pruebas algo nuevo, nunca sabrás si te gusta. Esto puede aplicarse a los sabores en la comida o a los colores y texturas de la ropa. Y sí, también se puede decir sobre las posturas sexuales. Si hace miles de años el Kamasutra propuso un buen puñado de posiciones, ahora muchas revistas y páginas web aconsejan este o aquel movimiento para tener una vida sexual placentera, sana y satisfactoria. Lo más de lo más. En la teoría (es decir, escritas en el papel), todas parecen geniales. Sin embargo, en la práctica, algunas resultan ser más complicadas que un puzle de millones de piezas.

La propia revista Cosmopolitan, una de las que aconseja multitud de posiciones sexuales a sus lectoras (incluidas algunas inspiradas en ‘50 sombras de Grey’), se dio cuenta de que sus recomendaciones podían entrañar dificultades e incluso riesgos para las parejas. Para confirmarlo, le propuso a una de ellas que las practicaran ante las cámaras.

Eso sí, la grabación no fue en uno de esos estudios en los que fotografían a modelos iluminadas con potentes focos y fondos más blancos que el papel, sino en un parque de Nueva York. Allí, ataviados con unos bodis, empezaron a practicar posturas ante la atónita mirada de los viandantes.

Acordeón erótico

La experiencia no fue precisamente un éxito. La primera posición que probaron, el acordeón erótico, en la que el hombre se tumba con las rodillas flexionadas sobre el pecho y la mujer se pone encima de él en cuclillas, les dio problemas: con las piernas masculinas en esa postura, ella no sabía qué hacer con las suyas y terminó sentada sobre él. Suspenso.

Head Over Heels

No corrieron mejor suerte con ‘Head over heels’. En esta ocasión, el hombre, bien erguido, sujeta las piernas de la mujer, que está tumbada boca abajo. De nuevo, el fémur femenino y compañía dieron problemas, mientras que al chaval le costó incluso mantener la posición. Maldita gravedad.

Tijera

Reconozcámoslo: cuesta creer que alguien haya probado determinadas posturas antes de proponerlas en una revista. Es lo que da que pensar esta especie de tijera que se ve en la imagen superior, en la que la chica parece sufrir con una apertura de piernas que ni un compás podría soportar. La cara de ella lo dice todo. Habría que vender cada revista con un transportador de ángulos e indicar que hay posiciones no aptas para todos los públicos.

Quizá el principal problema fueran las piruetas. Con otras posturas más clásicas, como la de la araña, la de la tijera o la del maestro del muslo, tuvieron mejor suerte. Mientras tanto, los peatones que paseaban por el parque, trataban de superar su asombro mientras hacían fotos y comentaban incrédulos lo que estaba sucediendo.

¡Peligro!

En este caso, Cosmopolitan, toda una institución en lo que a proponer posturas sexuales se refiere, supo reírse de sí misma, pero no son los primeros en proponer cosas imposibles: en el propio Kamasutra hay posiciones peligrosas para cualquiera que no sea un gimnasta profesional.

Así, hay que tener cuidado con los amantes del puente (el hombre forma un arco con su cuerpo y la mujer se sitúa encima) o el árbol prohibido (él hace el pino mientras su pareja le practica sexo oral), porque la cosa puede terminar con algún chichón, una contractura, o incluso una ruptura amorosa motivada por la decepción. Las contorsiones, para el circo.

Con información de Swagger y Zoom News

Un poco más de Kamasutra y de lo que no es Kamasutra:

- Alerta en Indonesia por unos pijamas infantiles con estampado de un kamasutra de osos panda

- Orgamos fingidos y parejas invisibles: llega la película del ‘air sex’

- Las leyes más disparatadas que regulan los encuentros sexuales de los estadounindenses

- “Soy sexetariana: jamás me acostaría con alguien que coma carne”

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario