El leñador más rápido del mundo no es vasco ni se llama Patxi

brad

En España es por todos sabido que la gente del norte está hecha de otra pasta. Ellos también lo saben. Les delata su capacidad para ingerir comida en cantidades industriales, su insaciable sed cuando de bebidas espirituosas se trata y, claro está, su destreza a la hora de cortar troncos. ¿Quién no se ha quedado fascinado viendo en acción a un ‘aizkolari’? Esa capacidad para destrozar la madera con una técnica depuradísima y utilizando además varias herramientas es digna de admiración. Jamás hubiéramos pensado que alguien podría mojarles la oreja en esta disciplina. Hasta ahora, cuando el australiano Brad Delosa ha desmontado el mito vasco a golpe de hachazos.

Por lo que tenemos entendido, en Australia la comida no puede compararse con los pucheros o las carnes que preparan en la zona del Cantábrico, ni los ‘aussies’ son capaces de bañar sus comilonas con los caldos habituales de las tierras vascas, navarras o cántabras. Pero, eso sí, cuentan con un leñador que parece venido de otro planeta y que podría plantar cara (e incluso vencer) a cualquier rival que llevase una chapela en la cabeza.

Con dos títulos mundiales en su haber y un palmarés, para muchos, insuperable, Brad Delosa ha conseguido batir todos los récords y establecer una nueva marca al completar un circuito en 58 segundos, para imponerse en la final del campeonato celebrado en Florencia al estadounidense Arden Cogar Jr.

Por actuaciones como esta, Brad se ha convertido en todo un ídolo en Australia. Con sus hazañas alrededor del mundo, es la gran esperanza de los australianos para que esta disciplina adquiera un mayor protagonismo en el país y acabe calando entre los más jóvenes para evitar que se pierda una tradición milenaria. Para lograrlo, este campeón cree que Australia debería fijarse en todo lo que se hace Estados Unidos, donde es un deporte sumamente popular, y en Europa. En el Viejo Continente, además de las federaciones del País Vasco, Navarra y Asturias, son verdaderas potencias otros países como Alemania, Reino Unido o la República Checa.

brad_2

Australia no se puede permitir que los leñadores de otros países les rebasen. Y es que, si bien nosotros sabemos de esta disciplina por el desempeño de los cortadores norteños y poco más, en Australia se trata de una larguísima tradición. De hecho, la primera competición oficial se disputo en Tasmania, Australia, allá por 1870. Aquel fue el primer torneo de una disciplina en la que no solamente impera la fuerza de los participantes, sino que también son imprescindibles otras destrezas como la precisión, la velocidad y la resistencia. Como reconocía el ‘aizkolari’ Miel Mindegia: “en la ‘aizkora’ no hay tiempo ni para respirar”.

brad_3

Una rivalidad legendaria

Si bien las reglas de la ‘aizkora’ vasca, distintas a las normativas de los campeonatos que se celebran en todo el mundo, han impedido que los ‘aizkolaris’ vascos tomen partido en los torneos internacionales, sí que ha sido posible que los cortadores del norte de España y los australianos se vean las caras en los Campeonato del Mundo de ‘aizkolarisa’. Desde 1976, cuando se celebraron las dos primeras ediciones (sí, a falta de un campeonato del mundo, dos) en enero y noviembre, vascos y ‘aussies’ se han batido en duelo con sus hachas para demostrar su valía.

Eso sí, a día de hoy nadie parece capaz de imponerse a Brad Delosa. Con solo un apellido, cabe preguntarse si el bueno de Brad tendrá en su árbol genealógico antepasados que llegaran a Oceanía procedentes de Hondarribia, donde se curtieron cortando madera para la industria naval y en realidad este campeón mundial cuenta con ocho o nueve apellidos vascos. Su habilidad le delata.

———–

Con información de The Telegraph, EuroNews, Yahoo, El País y EuskoNews

¡Aúpa!

- El vasco que se comió 236 croquetas sin darse cuenta y luego cenó

- Este es el centro geográfico de España

- Topicazos sobre los vascos en las pelis de Hollywood, de MacGyver a Chacal