El asilo para gatos que chochean regentado por una amante de los perros

gatos_1

Que los gatos acabarán por dominar el mundo es algo por todos sabido. Los alérgicos a los felinos tienen los días contados. Quien todavía no se haya percatado de la invasión de los mininos es que desconectó de todo hace demasiado tiempo. Más allá de los miles de millones de vídeos que circulan por la Red, hemos de ceñirnos a los hechos: en Japón se han adueñado de una isla entera y aquí, en Occidente, nos empeñamos en pensar que son adorables y les montamos una residencia para que vivan más años. Así podrán ver como sus descendientes se apoderan del planeta.

Porque los humanos somos así de bondadosos. Si no que se lo digan a Jain Hills, que ha tenido la brillante idea de montar The Lincolnshire Trust for Cats, un asilo felino situado en Lincolnshire (Inglaterra).

gatos_3

“¿Te gustaría que tu amigo de toda la vida pase en una jaula el resto de su vida sin esperanza de encontrar un hogar por culpa a su edad?”, pregunta la web de esta peculiar residencia de ancianos. Jain Hills pretende tocarnos la fibra sensible para salvar a los gatos que ya chochean. Lo cierto es que lo consigue: si fueras un mininino y vieras cerca el final de tus siete vidas, querrías ver tus últimos telediarios en The Lincolnshire Trust for Cats.

En una auténtica mansión con todo lujo de comodidades. Camas equipadas con calefacción, habitaciones orientadas al sur para poder disfrutar del sol todo el día, chimenea en el salón principal, comida de calidad y, por supuesto, atención personalizada 24/7. ¿Quién podría resistirse? Dista bastante de la imagen que tenemos de las residencias a las que nos acabarán desterrando nuestros hijos.

Eso sí, después de hacerte ojitos y mostrarte sus buenas intenciones, su buena voluntad para con tus mascotas, Jain Hills te invitará a pasar por caja. Porque, claro está, a todos aquellos que tengan intención de regalar a sus compañeros de viaje un retiro de ensueño no les saldrá gratis la broma. Nada más y nada menos que 850 libras (o, lo que es lo mismo, 1.168 euros).

gatos_2

Se trata no obstante de una organización benéfica que, además de cobrar a los clientes, acepta donaciones para sostener su tinglado. Aquí también se sirve de carantoñas y asegura que sin los donativos no podría cuidar a tantos gatos. De hecho, más allá de las mascotas que están allí por voluntad de quienes fueron sus dueños, también dan cobijo a otros 400 mininos abandonados.

gatos_4

Así quiere reconciliarse Hills con estos animales que, como reconoce sin tapujos, no le gustan tanto como los perros. Cuenta que tiene cinco en casa y que son imprescindibles en su vida. “Cuando se trabaja con 400 gatos todo el día, tienes que ir a casa con un perro”, se justifica.

De hecho, asegura no sentir predilección alguna por los mininos con los que le toca compartir todos sus días. “No podía gestionar una ONG para perros, pero puedo gestionar una para gatos porque soy capaz de mantenerme alejada. No me vinculo emocionalmente”.

En realidad, ha sabido elegir bando. Se ha puesto de lado de los que van a dominar el mundo a no mucho tardar. Ahora, por lo pronto, gracias a los gatos puede pagar la hipoteca.

—————-

Con información de BBC, OddityCentral y LincolnShire Trust for Cats

Esos adorables animalicos:

- Gatito “roba” a sus vecinos 26 juegos de llaves gracias a un collar magnético

- Los gatos dominan internet porque tienen padrinos poderosos (y este mapa lo demuestra)

- Los gatos robot están cada vez más cerca: corren, ronronean y no sueltan bolas de pelo

- Lo peor no es que disequen, sino la cara que se te queda