Macron mayoría absoluta y la izquierda hundida

El presidente de la republica francesa Enmanuel Macron ya tiene en sus manos los poderes Ejecutivo y Legislativo. No arrasó con más de 400 diputados y vaciando la oposición como decían las encuestas pero si ha logrado una cómoda mayoría absoluta (355 sobre el total de 577) que le permitirá gobernar con comodidad y aplicar sus reformas y programas.

Para sus adversarios de la ‘vieja política’ malas noticias. Los socialistas y los conservadores sufren sendas derrotas y van camino de una refundación. Los Republicanos de Sarkozy con poco más de 100 escaños se consuelan con ser primer partido de la Oposición, mientras los socialistas se hunden hasta 49 camino de desaparecer mientras emerge el insumiso Melenchon con sus escasos 19 escaños, los comunistas se quedan en 11 y el Frente Nacional entra en la Asamblea con 8 escaños y entre ellos el de Marine Le Pen.

Sumando todos los escaños de la izquierda (79), socialistas, comunistas e insumisos el resultado asombroso y penoso es que sólo alcanzan el 14 % del total de la Asamblea Francesa, algo nunca visto en la V República. La desunión de los socialistas y el deseo de las clases medias de buscar una firme estabilidad en Francia han llevado a Macron a esta victoria sin par.

Una abstención del 56,6 % ha deslucido la cita electoral que era la octava en año en Francia de ahí el cansancio de los votantes. Pero si este dato es importante mucho más lo es el doble triunfo de Macron con el partido político ‘Republicanos en marcha’ que solo tiene 14 meses de existencia y ya domina todo el poder.

Para la Unión Europea está es una buena noticia porque garantiza la plena estabilidad política en Francia, lo que por otra parte compensará Ángela Merkel en Alemania en el otoño cuando gane con comodidad sus comicios legislativos. Y ese eje París-Berlín va a liderar con España e Italia la marcha de la UE y las negociaciones del Brexit a las que acudirá una Teresa May muy debilitada tras perder tontamente la mayoría absoluta que tenía en la Cámara de los Comunes con su temerario adelanto electoral.

En España y con los Presupuestos de 2017 renovados Mariano Rajoy tiene dos años de estabilidad (Sánchez no logrará una moción de censura) y en Italia Renzi se dispone a regresar al poder a finales de año tras el batacazo del Movimiento Cinco Estrella de Grillo en las municipales.

Macron es la estrella de la nueva política europea, moderada y centrada y un pilar fundamental para la Europa que salga del Brexit cuya negociación está a punto de comenzar.