La locura Trump continúa

Los que todavía confían en que el presidente Trump entre en razón y se incorpore a la vida democrática y al respeto a las libertades, la democracia y los derechos humanos deben perder toda esperanza. Su veto a la entrada en Estados Unidos de los refugiados sirios que habían sido admitidos y de otros ciudadanos musulmanes de siete países (Siria, Irak, Irán, Sudán, Yemen, Somalia y Libia), ha desatado una oleada de protestas en varias ciudades y aeropuertos norteamericanos.

Y protestas de dirigentes políticos de numerosos países como Alemania, Gran Bretaña y Canadá, (Rajoy sigue callado ante los desmanes de Trump) que advierten a Trump de que estas medidas contra musulmanes pueden reactivar el terrorismo islámico. Al tiempo que está creciendo un malestar general en el mundo árabe y entre los musulmanes de todo el mundo.

Lo que todavía puede empeorar mucho más si Trump cumple su amenaza de trasladar la embajada USA en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, lo que abriría una nueva brecha contra el Islam y también contra los cristianos a los que Trump dice que está defendiendo, mientras aviva el incendió musulmán y anuncia un espectacular reforzamiento del poderío militar de EE.UU., lo que abre nuevas incógnitas sobre la estabilidad d La Paz mundial.

La locura d Trump no tiene arreglo, y sus efectos demoledores acabará por movilizar en su contra a numerosos países del mundo y puede que en fecha no lejana a los dirigentes del Partido Republicano de EE.UU. donde crecen las voces críticas con este presidente que se ha creído que es el emperador del mundo y un presidente absolutista en su país, sin entender ni aceptar la democracia ni las más elementales normas de la convivencia internacional.

La consecuencia de todo ello, si las cosas siguen como van, será la caída de Trump a manos del Senado de los Estados Unidos tras la puesta en marcha de un procedimiento de ‘impeachment’ que ponga fin a esta locura que está amenazando la democracia americana y estabilidad y la paz internacional. Y no estamos exagerando porque los primeros pasos de Trump confirman que este personaje sin preparación y enloquecido no tiene marcha atrás.