El Gobierno pierde la votación. La oposición la cabeza

estibadores

El Gobierno ha perdido en el Congreso la votación de convalidación del Real Decreto-Ley que liberaliza la actividad de los estibadores, y que se ajusta a las exigencias normativas de la Comisión Europea. La consecuencia inmediata son la sanción y la multa coercitiva al Reino de España. Los efectos diferidos son mucho más graves en el ámbito del comercio marítimo.

Las imágenes del alborozo de los diputados de Podemos, puño alto, defendiendo un modelo de monopolio en una actividad laboral, es un ejemplo más del juego a la política del absurdo que practica Pablo Iglesias y que se corresponde con la inmadurez de su actividad parlamentaria. Un día se sienta en el suelo del Congreso para hablar con los periodistas y otro reproduce una asamblea de la facultad de Políticas de los años setenta en una apuesta en escena que se mueve entre el complejo de Peter Pan y la fiesta de Don Canuto.

Que PSOE y C´s entren al juego y se diviertan dando un palo al Gobierno de Rajoy es lamentablemente la confirmación del sentido de irresponsabilidad en primer grado que está instalado en la vida política española. Ofrecemos una imagen de país preocupante que se aleja de los principios que informan la construcción europea que parece que parte de nuestros representantes no entienden. Europa es la creación un espacio de libertad en un proyecto político y con un mercado único que rechaza asimetrías y distorsiones de la competencia.

PSOE y C´s han presentado una cara antieuropea lamentable. Europa que ha sido una permanente aspiración y la Ítaca a la que muchos españoles aspirábamos para recuperar las libertades, es un esfuerzo compartido que exige, naturalmente, avanzar homologando regulaciones. Al menos si quiere ser algo relevante entre la grandes potencias y la economía globalizada. Las liberalizaciones de actividades siempre presentan resistencias en los sectores más arcaicos que no quieren perder privilegios ni asumir los riesgos de la competencia.

Al día siguiente de la votación PSOE y C´s se levantarán sintiendo que se han alineado con las posiciones absurdas e ignorantes de los populismos dinamiteros de Europa. Las convicciones liberales de C´s han durado poco. Y el caos ideológico de los socialistas se mantiene como una enfermedad crónica. En este contexto las demagógicas declaraciones de la precandidata a la Secretaría General socialista, Susana Díaz, festejando la derrota de Rajoy en la votación del Congreso, se puede convertir en un rictus macabro si se hace efectiva la advertencia de las grandes agencia de transportistas marítimos que avisan que pueden trasladar su actividad de contenedores del puerto de Algeciras al de Tánger, al otro lado del Estrecho.

Si no se practica la pedagogía por los responsables políticos que tienen que ser lo suficientemente sólidos para resistir las presiones sindicales y las derivas populistas, no se pueden reclamar comportamientos racionales a los ciudadanos en los procesos electorales. ¿Dónde quieren situarse los socialistas y los acompañantes de Albert Rivera?

El programa europeo de aportación de fondos con destino al corredor mediterráneo ferroviario, con una longitud de 3.500 kilómetros, conectará el 66 por ciento del PIB de la UE y el 54 por ciento de su población. Evidentemente, está plenamente vinculado a la logística portuaria que se sustenta en nuestra capacidad en el tráfico marítimo desde Barcelona hasta Algeciras, que debería ser el punto de encuentro de intercambio comercial entre el Mediterráneo y el Atlántico. Desde las instituciones y la opinión pública andaluza se reclamó la inclusión de Algeciras en la Red Transeuropea de Transporte, precisamente por la relevancia de su actividad portuaria que es un fundamental para el desarrollo económico e industrial de Andalucía.

Si estos son los primeros movimientos orquestales de la oposición en la legislatura, aviados estamos. El ejercicio político tiene que ser extremadamente responsable para el Gobierno y sin duda también exigible a la oposición de socialistas y C´s, salvo que apuesten por incorporarse como artistas invitados a la fiesta con la que Podemos y Pablo Iglesias va amenizar la legislatura de los diputados.

Pronostico que la ciudadanía silenciosa, pero que acude a las urnas a votar, no va a ser complaciente con los ejercicios gratuitos de demagogia y el deslizamiento de los partidos fuera del centro político, que ponga en riesgo la recuperación de la economía que está llegando a los ciudadanos y a las empresas.

Mariano Rajoy ha leído desapasionadamente el nuevo mapa político tras las elecciones del 26-J, y busca una estabilidad razonable que permita avanzar en los compromisos europeos, al menos hasta que se consoliden los procesos electorales en Europa.

Sin sobreactuaciones ni excesos y con colaboración con todos como lo confirma el acuerdo presupuestario con el PNV ¿Lo han entendido también así los socialistas y Albert Rivera?

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario