Urnas, brujas y cuartillos

Conjunción planetaria, que dirían los modernos, en una semana fantástica, al estilo de las de las rebajas en los grandes almacenes, con la peculiaridad de que aquí los precios son siempre un poco más altos, acabando por rizar el rizo mientras las acciones van cambiando de mano, hasta que como decía Kennedy, comparando la bolsa con el juego de la cerilla, el último acabe por quemarse los dedos.

La única ideología que conoce el mercado dicen que es la del beneficio, pero esta vez ha celebrado con subidas la victoria electoral de la derecha moderada en Holanda, frente a la más extrema, por no decir fascista o xenófoba, ya que en estos tiempos de lo políticamente correcto sigue estando mal visto llamar al pan, pan y al vino, vino.

En abril son las de Francia y en principio va a ser más de lo mismo, la posibilidad de victoria de Le Pen cotiza a la baja y cualquier otra al alza, ya que en teoría todo lo que sea dividir Europa y debilitar al euro va a ser mal recibido por los exigentes y caprichosos mercados.

La FED cumplió lo esperado subiendo un cuartillo el precio del dinero y dejando la puerta abierta a otras dos subidas a lo largo del ejercicio, lo que ha sido bien recibido por el sector bancario, al ver ampliadas la posibilidades de aumentar sus beneficios ciñéndose a su negocio tradicional. Gustando menos a las empresas cotizadas más endeudadas, al tener que dedicar más recursos al pago de intereses y refinanciación.

Y por último primer viernes de vencimientos de los llamados de triple o cuádruple hora bruja, que coinciden con el tercer viernes del tercer mes de cada trimestre y que suelen dejar pistas, para quien sepa localizarlas, sobre cuáles pueden ser las intenciones del “Los Señores del Mercado” para el próximo trimestre. Además y para darle más emoción al cotarro, el domingo 19 es el día del padre y como dice el famoso refrán bursátil…”Compra por Santa Lucía y vende por San José”. El que lo haya seguido este año ha acertado de pleno ya que el 13 de diciembre el Ibex estaba en torno a los 9.300 y ahora acaricia los 10.200 puntos, con una subida, sin contar dividendos, cercana al 10 %, que no es moco de pavo, sobre todo en estos tiempos de fondos garantizados y depósitos al 0,20 % anual.

La apertura con hueco alcista, que sigue abierto consolidando el escenario, oscilando la sesión entre el mínimo de los 10.063 y el nuevo máximo anual en los 10.175, para acabar cerrando en los 10.168 puntos. Buen cierre por hacerlo casi en máximos de la sesión, respetando todas las referencias de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 9.710, (súper inquietos 9.940), o si no podemos con los 10.200 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de los 9.450 y de los 9.240 puntos respectivamente.

El aspecto técnico continúa mejorando y sigue siendo alcista, con el único pero de que el jueves hemos marcado un máximo intradía en los 10.175 puntos y el objetivo teórico de este movimiento son los 10.200, por lo que podemos considerar que ya ha sido alcanzado. Enfrentándonos ahora a dos posibilidades: continuidad alcista camino de los 10.800, subiendo un nuevo peldaño, o retroceso hacia los 9.800, para tomar impulso volviendo a intentarlo más adelante, y aunque me encantaría equivocarme, es por la hipótesis de trabajo que me inclino.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 9 al 16 de marzo), finaliza con un avance de 170 puntos, que suponen una ganancia del 1,70 %, dejando al IBEX 35 con una subida acumulada de 816, equivalentes a una plusvalía anual del 8,72 %.

Telefónica. Parece dispuesta a consolidar la zona de los diez euros como soporte y ojalá tenga mucho más recorrido, suponiendo que sea capaz de romper la zona de los 10,60 donde se la juega de nuevo. Mantener mientras siga cerrando por encima de los diez euros para los medioplacistas o no pierda los 10,40 para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. Ahí está, cada vez más cerca del objetivo teórico de los 5,80 al que me refería en el último comentario. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,30 para los medioplacistas o no pierda los 5,60 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA. Conseguir cambia por encima de siete, son palabras mayores. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 6,60 para los medioplacistas o no pierda los siete euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola. Empieza a padecer mal de altura. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 6,20 para los medioplacistas o no pierda los 6,30 euros para los perfiles más inquietos.

Repsol. Menos mal que en Canarias no hay mucha tradición bursátil, porque las palabras del señor Brufau llamándonos tercermundistas a todos los residentes en estas maravillosas islas que mayoritariamente estamos en contra de las prospecciones de su compañía, hubieran invitado a vender a muchos isleños por lo mejor, incluso posicionándose a la baja, ahora que vuelve a recortar el precio del petróleo. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 14,10 para los medioplacistas o no pierda los 14,30 euros para los más inquietos.

Como siempre, feliz semana, y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.