Se cumplen 30 años de la matanza de Hipercor, el atentado más sangriento de ETA

Una bomba colocada en el aparcamiento del centro comercial en Barcelona dejó 21 muertos y 45 heridos

Barcelona recuerda este lunes el atentado más sangriento de la historia de ETA. Hace 30 años, el 19 de junio de 1987, la banda terrorista provocaba una masacre con una bomba cargada con 30 kilos de amonal y 100 litros de gasolina colocada en el aparcamiento del centro comercial Hipercor que dejaba 21 muertos, algunos de ellos niños, y 45 heridos. El lehendakari, Iñigo Urkullu, será uno de los asistentes a los actos que recordarán esta tarde un ataque que, tres décadas después, condena Arnaldo Otegi en nombre de EH Bildu.

El atentado ocurrió a las 16.10 horas de un viernes próximo al verano. Una hora antes, sobre las tres de la tarde, uno de los miembros del comando había hecho tres llamadas desde cabinas telefónicas, comunicando en nombre de ETA que tendría lugar una explosión en el Hipercor de la Avenida Meridiana de Barcelona entre las 15.30 y las 15.40 horas.

Sin embargo, la inspección ocular realizada conjuntamente por miembros de las Fuerzas de Seguridad y los vigilantes jurados del centro comercial no encontró nada sospechoso, por lo que estimaron que se trataba de una falsa alarma y decidieron no desalojar el edificio.

Minutos después, la explosión de la bomba escondida en el vehículo abrió un cráter en el suelo del aparcamiento y un boquete en el techo, por los que pasó una ola de fuego que abrasó y asfixió a empleados y clientes.

El de este lunes será el segundo homenaje que ofrezca la Ciudad Condal a las víctimas, aunque en el caso del celebrado el pasado sábado estuvo organizado por el Ayuntamiento, mientras que el de este lunes está convocado por la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas.

El acto de recuerdo se desarrollará a partir de las 18.45 horas en el monumento dedicado a todas las Víctimas del Terrorismo situado en la Avenida Meridiana y está previsto que cuente con la presencia de Urkullu.

Quienes no acudirán serán los representantes políticos del movimiento abertzale, por “prudencia” y para evitar “tensiones”, en palabras del coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, que asegura que esta acción terrorista “nunca debió ocurrir”. “Nosotros hacemos nuestro el dolor de las víctimas de Hipercor y del pueblo de Cataluña”, ha asegurado.

“Hoy no vamos a estar porque queremos ser prudentes en eso, porque, a veces, tenemos la impresión de que nuestra presencia no favorece las cosas, sino que las entorpece. Y porque yo creo que, para que EH Bildu esté en un homenaje, primero hay que hablar con la gente que organiza el homenaje. Hay que pedirles con humildad si es conveniente o no determinadas presencias. Y eso es lo que hemos hecho”, ha explicado en Radio Euskadi.

“Pero yo si quiero volver a recalcar que esto jamás debió ocurrir y hoy compartimos el dolor de las víctimas de Hipercor del pueblo de Cataluña”, ha reiterado.

Homenajes

En los diferentes actos de este lunes está prevista la presencia de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, el presidente catalán, Carles Puigdemont, el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, el lehendakari Iñigo Urkullu, el conseller de Interior, Jordi Jané, y el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo.

Los familiares de las víctimas revivieron el horror el pasado sábado, en un acto sin discursos oficiales en el que pudieron recordar a sus seres queridos, entre ellos cuatro niños.

El golpe del ‘comando Barcelona’, ordenado por Santiago Arróspide ‘Santi Potros’ y por el que fueron condenados también los etarras Domingo Troitiño, Josefa Ernaga y Rafael Caride Simón, supuso un giro radical en la forma de actuar de la banda, ya que se trató de un ataque indiscriminado y por primera vez todas sus víctimas fueron civiles.

Los terroristas pusieron treinta kilos de amonal y cien litros de líquido inflamable en unos bidones escondidos en el maletero de un Ford Sierra robado, que estacionaron en la primera planta del aparcamiento de centro comercial Hipercor.