Los aliados comunistas de Costa piden una investigación del incendio para ver qué ha fallado

En el plano político, y aunque la mayoría de los dirigentes han preferido posponer la exigencia de eventuales responsabilidades hasta que se haya superado la tragedia, muchos empiezan a preguntarse si no se hubiera podido hacer más para atajar el incendio de que devora el centro de Portugal. Hay que tener en cuenta que cada verano se producen incendios de estas características y que Portugal es uno de los países de la UE más afectados por este tipo de catástrofes naturales.

El sábado, el alcalde de Pedrógão Grande, Valdemar Alves, lamentó la falta de medios en repetidas ocasiones, preguntando cómo era posible que en el centro del país estuvieran a la espera de bomberos procedentes de Lisboa. En una primera reacción sobre el terreno, el presidente de la República, Marcelo Reblo de Sousa, aseguró que se había hecho “todo lo que era posible hacer” y alabó a todos quienes han participado en las operaciones de rescate, desde los bomberos y los efectivos de Protección Civil, hasta los jóvenes scouts que han asistido a los profesionales.

“No ha habido incompetencia ni falta de medios”, insistió el jefe del Estado, que señaló que hay más de 156 incendios activos en el país en estos momentos. Sin embargo, hay muchos que denuncian que el Gobierno podría haber mantenido más efectivos en alerta en Leiría -una de las zonas más secas y boscosas del país-, y un editorial del periódico Expresso ya pide la cabeza de Constança Urbano de Sousa, ministra de Administración Interna y máxima responsable de las labores anti-incendios en Portugal.

“Es obvio que la ministra no tiene la culpa de que haya caído un rayo en un árbol, ni que la carretera no haya sido cortada inmediatamente”, reza el texto. “Pero era su responsabilidad tener medios terrestres y aéreos preparados para plantar cara a situaciones como esta, para evitar este tipo de tragedia”.

También se ha criticado la actuación del secretario de Estado de Administración Interna, Jorge Gomes, que no reveló la existencia de víctimas mortales hasta casi la medianoche del sábado.

De momento los líderes políticos han evitado criticar al Ejecutivo, con el ex primer ministro y actual jefe de la oposición, Pedro Passos Coelho, limitándose a decir que “no es el momento de los políticos, sino de las autoridades, y nosotros estamos aquí para apoyarles en lo que necesiten”. Aunque el secretario general de los comunistas lusos también se ofrecido para ayudar en lo que sea necesario, ha señalado que pedirá una investigación parlamentaria para determinar lo que ha fallado en la operación.

 

RELACIONADO