Margarita Robles será la nueva portavoz del PSOE en el Congreso

La 'número dos' del PSOE ha confirmado que la magistrada en excedencia se pondrá al frente del grupo parlamentario

La independiente Margarita Robles será la próxima portavoz del PSOE en el Congreso, ha confirmado la vicesecretaria general del partido, Adriana Lastra.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, llevará la propuesta de nombramiento de Robles a la reunión de la Ejecutiva socialista que se celebra esta mañana, aunque Lastra ya ha confirmado en varias emisoras de radio que la magistrada en excedencia se pondrá al frente del grupo parlamentario.

Lastra ha destacado la brillantez de la que fuera secretaria de Estado de Interior en el Gobierno de Felipe González y vocal del Consejo General del Poder Judicial.

Desde la victoria de Pedro Sánchez en las primarias, ha sido el valenciano José Luis Ábalos el portavoz provisional del PSOE en el Congreso -él defendió la posición de los socialistas en la moción de censura de Unidos Podemos contra el Gobierno- pero Lastra ha explicado que ya estaba decidido que su papel en la nueva dirección socialista sería el de secretario de Organización.

Robles sustituirá en la portavocía del Congreso al diputado valenciano José Luis Ábalos, que asumió esta responsabilidad de manera interina tras la dimisión de Antonio Hernando.

Dado que Pedro Sánchez no es diputado, Robles tendrá que encargarse de materializar en el Congreso la estrategia que tome el partido dirigido por Pedro Sánchez así como ser la voz cantante del PSOE en los grandes debates en la Cámara.

Portavoz en el Senado

En el Senado cobra fuerza la opción del leonés Ander Gil, uno de los pocos partidarios que públicamente en el Grupo Socialista en la Cámara Alta defendió la candidatura de Sánchez en las primarias. En las quinielas, otro de los nombres que más se repetían era el de María Luisa Carcedo, cuya entrada en la Ejecutiva como secretaria de Sanidad y Consumo le distancia en principio de la portavocía en el Senado, puesto que no es habitual compatibilizar los dos puestos.

La Ejecutiva diseñada por Sánchez para que le acompañe en los próximos cuatros años se caracteriza por estar compuesta de fieles al secretario general, que ha incorporado al exlehendakari vasco como único representante de las corrientes que rivalizaron con él en las primarias.

A pesar de que se comprometió a ello, finalmente el líder no ha contado en su equipo con ningún socialista que apoyara a Susana Díaz en las primarias, aunque sí ha elegido al presidente extremeño, Guillermo Fernández-Vara, que apostó por la andaluza, como presidente del Consejo de Política Federal, en virtud del cual podrá asistir a determinadas reuniones de la Ejecutiva.

El directorio de Sánchez ha salido aprobado en el 39 Congreso Federal con un 70,5 por ciento de los votos, el menor apoyo de los últimos 20 años y más bajo que el que recabó Joaquín Almunia en 1997, cuando alcanzó el 73 por ciento. En la votación de este órgano, sólo se permite a los delegados que participan en el Congreso votar ‘sí’ o en blanco. Sánchez ha cosechado 674 votos a favor, 274 votos en blanco y 8 votos nulos.