Hacienda ultima la denuncia contra Cristiano Ronaldo por fraude fiscal

Hacienda está ultimando la denuncia contra el futbolista portugués del Real Madrid Cristiano Ronaldo por fraude fiscal, expediente que debería llegar en los próximos días a la Fiscalía de Delitos Económicos de Madrid, según informa 'El Confidencial'. Y es que, el posible delito fiscal, que corresponde al ejercicio de 2011, prescribe el 30 de junio de este año.

Hay que recordar que la investigación de Footballeaks, publicada en España por ‘El Mundo’, apuntaba que Cristiano Ronaldo desvió 150 millones de sus derechos de imagen a través de paraísos fiscales, utilizando las mismas sociedades irlandesas que Radamel Falcao, Fabio Coentrao y Ángel Di María, todos relacionados con el agente de futbolistas Jorge Mendes y ya denunciados en distintos juzgados de Madrid por delito fiscal.

‘El Confidencial’ asegura este viernes que la agencia que representa al jugador admite que el luso no tributó todo en España, pero recalca que “no hubo ánimo de defraudar”.  En concreto, afirma que “la Agencia Tributaria española mantiene criterios diferentes” sobre los derechos de imagen, que “de acuerdo a la ley Beckham, a la que entonces estaba sujeto, solo estaba obligado a pagar por los ingresos generados en España y no por los ingresos totales a nivel mundial” pero que “nunca hubo ánimo de defraudar”.

El jugador del FC Barcelona Leo Messi y su padre fueron condenados en julio pasado a 21 meses de cárcel cada uno por el mismo delito por el que se denunciaría a Cristiano Ronaldo, es decir fraude fiscal, al no haber tributado en España por los ingresos recibidos por sus derechos de imagen entre 2007 y 2009.

Sin embargo, hay diferencias. El delantero blanco se benefició durante años de la Ley Beckham, norma que permitía tributar a un 25% a deportistas de élite extranjeros en España, mientras que Messi siempre fue residente fiscal en España, por lo que no podía acogerse a esa normativa.

Al parecer, Hacienda conoce ya todos los contratos mundiales del jugador, que fueron aportados voluntariamente por sus abogados para buscar un consenso. El objetivo, si finalmente Cristiano Ronaldo tiene que pagar, es pactar con Hacienda y evitar que el jugador se vea inmerso en un proceso judicial.