Díaz y Sánchez se contraprograman el cierre de campaña en Sevilla para medir fuerzas

Susana Díaz y Pedro Sánchez cerrarán este viernes sus campañas para la votación en la que se elegirá al futuro líder del PSOE a la misma hora y casi en el mismo lugar. Ambos han convocado actos en Sevilla a partir de las 19,30, mientras que el tercer candidato, Patxi López, ha optado por Madrid.

Díaz y Sánchez estarán muy cerca la una del otro, a orillas del Guadalquivir. La dirigente andaluza ha elegido el Muelle de Las Delicias, un lugar emblemático en los mítines del PSOE, donde también estará el exvicepresidente socialista Alfonso Guerra. Sánchez, mientras tanto, estará en el Muelle de la Sal tratando de concitar los apoyos de los sectores más reticentes a la presidenta de la Junta de Andalucía, aquellos que manifiestan cierto hartazgo por décadas de una forma de hacer política que han personificado Felipe González, Manuel Chavez, José Antonio Griñán y, ahora, Susana Díaz. El exsecretario general estará acompañado por la alcaldesa de París, Anne Hidalgo.

El sábado, que no es jornada de reflexión, Díaz tiene previsto viajar a Cáceres donde coincidirá con Guillermo Fernández Vara.

Las dos candidaturas llegan al 21 de mayo profundamente enfrentadas y con un único punto de coincidencia: su rechazo a la moción de censura de Podemos contra Mariano Rajoy que, precisamente se va a presentar este viernes. Díaz y Sánchez valoran esa iniciativa como un intento de interferir en las primarias socialistas pero ninguno de los dos descarta presentar una moción de censura propia, liderada por el PSOE, si son elegidos para ocupar la secretaría general del partido.

Pedro Sánchez ha afirmado en RNE que, si gana el domingo las primarias, los socialistas no apoyarán la moción de censura presentada por Podemos porque este procedimiento parlamentario “es una cuestión de números, no de montar un número”. A su juicio, el Gobierno es absolutamente “censurable” pero ha añadido que para ganar una moción de censura hay que dialogar con los potenciales aliados antes de darla a conocer, para ganarla previamente, “y no anunciarla a golpe de rueda de prensa para no ganarla” después.

Susana Díaz, por su parte, cree que lo que pretenden Podemos y su líder, Pablo Iglesias, es interferir en el proceso de las primarias socialistas desconcertando a los militantes que el domingo tienen que ir a votar.

También la Gestora del partido se ha pronunciado sobre este asunto. El portavoz, Mario Jiménez, ha acusado a Pablo Iglesias de tener una “estrategia de intrusismo al más estilo Putin” para inmiscuirse de una “manera absolutamente indecente” e influir en el proceso de las primarias socialistas.

Jiménez ha subrayado que “no es casualidad que se registre hoy” la moción de censura contra Mariano Rajoy (con Pablo Iglesias como candidato) y que “mañana se haya convocado una movilización”. Justo en la recta final de las primarias del PSOE, que dentro de dos días celebra la votación para elegir a su próximo líder entre Susana Díaz, Patxi López y Pedro Sánchez.  “No es más que un intento de inmiscuirse y alterar el proceso del PSOE planteado de cara al congreso”, ha afirmado el ‘número dos’ de la Gestora en declaraciones a los periodistas en la sede del PSOE. Con notable enfado, ha cargado contra Iglesias y ha dicho que sus “expectativas electorales no satisfacen su ambición desmedida”.

“Podía haber censurado a Rajoy en la primavera pasada y terminó censurando al PSOE y a millones de electores que quería un cambio y no lo tuvieron por la ambición del señor Iglesias”, ha enfatizado el también portavoz del PSOE en el Parlamento de Andalucía. Y no se ha quedado solo en eso, acusando de “afán de protagonismo” al líder de Podemos. “No es congruente”, ha apostillado.

 

RELACIONADO