Ignacio González supo que le estaban investigando por una magistrada

El expresidente madrileño confesó a Zaplana que la información le llegó desde 'La Razón' por "una magistrada amiga de la casa"

El expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González sabía desde hace meses que sus conversaciones telefónicas estaban intervenidas porque le alertó de ello el presidente de La Razón, Mauricio Casals, y así se lo comunicó al exdirigente del PP Eduardo Zaplana en una conversación ‘pinchada’ que desvela este viernes El Español. Según el relato de González, él mismo y sus hombres ‘afines’ en el citado diario tuvieron conocimiento de las intervenciones a través de “una magistrada amiga de la casa”.

El exdirigente madrileño refirió estos datos a Zaplana en un diálogo intervenido por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil el pasado 22 de noviembre, en el que le relata su último encuentro con Mauricio Casals, en la comida de colaboradores de La Razón.

“Cuando vamos a sentarnos se sienta Mauricio, nadie se quería sentar al lado de él, me siento al lado de Mauricio y al otro ladoParera (Joaquín Parera, fundador de La Razón) y (Casals) me dice: ‘Oye, ¿tú le has dicho a Edmundo esto que tenemos?”, en referencia a Edmundo Rodríguez Sobrino, consejero delegado de la editora de La Razón, presidente de Inassa (filial sudamericana del Canal de Isabel II) y uno de los arrestados en la ‘operación Lezo’.

González prosigue que Casals le explicó entonces que “Edmundo está ‘acojonao'”. “Me ha dicho que le están grabando o no sé qué (…). Es que tenemos una amiga de la casa que es magistrada, que ha llamado para decir ‘oye, cuidao que han grabao una conversación de Edmundo muy extraña‘”.

En las conversaciones entre González y Zaplana intervenidas por la UCO también hay otro fragmento en el que el exministro de José María Aznar informa a su interlocutor del nombramiento de Manuel Moix como fiscal anticorrupción meses antes e que se produzca y le transmite su ‘afinidad al PP’. En esos momentos, González estaba preocupado por el escándalo de su ático en Estepona.

Casals y el director de La Razón, Francisco Marhuenda, comparecieron ante el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco en calidad de investigados por coaccionar presuntamente a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, con el objetivo de que no destapara las irregularidades en el Canal de Isabel II.

Marhuenda defendió ante el juez que “nunca” habían hecho “nada incorrecto” y que “la ventaja” es que el diario es la prueba. Sin embargo, La Razón publicó una noticia sobre una presunta tasa judicial que el vicepresidente madrileño, Ángel Garrido, nunca anunció, según El Español. La publicación data del 21 de diciembre, día en que Casals y Marhuenda informaron a Edmundo Rodríguez de que se habían “inventado una cosa para darle una leche” a Cifuentes.