González pidió a OHL 4 millones de comisión por el tren de Navalcarnero

La detención de Javier López Madrid, consejero de OHL, en el marco de la 'operación Lezo' sobre la corrupción en la Comunidad de Madrid en tiempo de la presidencia de Esperanza Aguirre, se debió al pago por OHL a Ignacio González en el año 2007 y cuando era vicepresidente de la Comunidad de Madrid, de una comisión de 1,4 millones de euros (según últimas informaciones) por la concesión a la constructora del contrato de obras del tren de Navalcarnero.

Sin embargo y según informaciones que tenemos en Republica.com y que proceden de una fuente de OHL, Ignacio González le pidió a la constructora por el tren de Navalcarnero ¡4 millones de euros! A repartir de la siguiente manera: un millón de euros en billetes a entregar en el despacho del director del Canal de Isabel II, que entonces era Ildefonso de Miguel, y tres millones de euros a transferir a tres cuentas corrientes numeradas en el extranjero.

Ahora bien, puede que la petición inicial de Gonzalez a OHL finalmente no se quedara en los cuatro millones de euros, sino en 1,4 transferidos a la cuenta ‘tapadera’ de González en Suiza, como han publicado otros medios.

Pero lo que sí es cierto es que Mariano Rajoy, en ese tiempo presidente del PP y líder de la oposición, fue informado en esas fechas de esa operación por tres fuentes, dos de su partido (Alvaro Lapuerta y Manuel Lamela) y otra externa. Pero Rajoy no hizo nada para frenar esa corrupción ni expulsar a González del gobierno de Aguirre y del PP.

Entre otras cosas porque el entonces presidente de OHL Juan Miguel Villar Mir era íntimo amigo del tesorero del PP Alvaro Lapuerta y donante de dinero al PP nacional como figura en Gürtel y en la doble contabilidad del PP.

Al contrario Rajoy, años después, bendijo la llegada del corrupto González a la presidencia de la Comunidad de Madrid, aunque antes se opuso a que este personaje pasara a ser el presidente de Caja Madrid como pretendió Aguirre. Rajoy evitó meter al zorro González en el gallinero de Caja Madrid pero finalmente acabó metiendo al lobo Rodrigo Rato, y ya se sabe lo que pasó: robos, estafad y quiebra de la entidad por 23.000 millones de euros.

Rajoy tapó el escándalo de González e incluso en los pasados días alguien de su entorno pudo haber avisado a González de su inminente detención. Y además intentó frenar con el fiscal anticorrupción los registros del Canal y de las casas de los detenidos e implicados porque Rajoy sabía y temía lo que se escondía en el Canal de Isabel II y que seguramente conocía Aguirre como no podía ser de otra manera.

En cuanto a López Madrid las informaciones que tenemos en Republica y con origen en OHL nos dicen que no sólo pagó a González por el caso del tren de Navalcarnero sino también a González y a Francisco Granados por otras concesiones públicas de la Comunidad de Madrid y sus ayuntamientos. Y puede incluso que estas prácticas de OHL en Madrid se remonten a un tiempo lejano, incluso anterior a Esperanza Aguirre.