López Madrid, en libertad bajo fianza de 100.000 euros pese a que Anticorrupción pedía 1 millón

El juez ha dejado en libertad bajo una fianza de 100.000 euros al consejero de OHL Javier López Madrid, detenido el pasado miércoles en el marco de la operación Lezo, que deberá pagar esa cantidad antes del 28 de abril si no quiere entrar en la cárcel. López Madrid ha prestado esta tarde declaración ante el magistrado de la Audiencia Nacional Eloy Velasco y la Fiscalía ha pedido su ingreso en prisión eludible bajo una fianza de 1 millón de euros, una medida que ha reducido el juez.

lopez-madrid-d


El empresario fue detenido anoche tras regresar de Londres, donde los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil le comunicaron que estaba siendo investigado y que tenían una orden de detención contra él, por lo que se trasladó a Madrid.

La UCO registró ayer OHL en busca de información que pudiera vincular la adjudicación de contratos públicos de la Comunidad de Madrid con un presunto desvío de fondos al PP y hacia el expresidente de la Comunidad Ignacio González, detenido el miércoles y que hoy ha declarado también ante el juez. En su caso, el fiscal pide prisión sin fianza.

El juez investiga el supuesto pago de una comisión para la adjudicación del contrato para la construcción del ferrocarril entre las localidades madrileñas de Navalcarnero y Móstoles.

El empresario fue el sexto detenido en esta operación en prestar declaración durante la jornada de hoy ante el juez, después de que lo hiciese el propio Ignacio González, su hermano Pablo, exdirigente de Mercasa; su cuñado Juan José Caballero; su hombre de confianza en Latinoamérica, Edmundo Rodríguez, y la secretaria de éste, Clarisa Guerra.

Ayer lo hicieron dos exdirectivos del Canal de Isabel II, María Fernanda Richmond y Adrián Martín. El juez decretó prisión eludible bajo fianza de 4 millones para la primera y bajo fianza de 100.000 euros para el segundo, que ya la ha abonado esta mañana.

La ‘mórdida’ de López Madrid

López Madrid está implicado en el supuesto pago de una comisión de 1,4 millones de euros por la adjudicación del proyecto fallido del tren de Navalcarnero en 2007, un proyecto que lleva años paralizado por las discrepancias entre OHL y la administración regional. Esa fue la cantidad que finalmente pagó a Ignacio González, detenido el miércoles por varios delitos de corrupción relacionados con el Canal, a través de cuentas suizas que estaban a nombre de testaferros del expresidente de la Comunidad de Madrid. Pero, según ha avanzado Republica.com, González pidió a la constructora en concepto de comisión mucho más dinero, nada menos que cuatro millones de euros: tres a ingresar en las cuentas suizas y uno a entregar en el despacho del entonces director del Canal de Isabel II, Ildefonso de Miguel.

Republica.com ha podido saber también que Rajoy fue informado de la operación por varias fuentes, entre ellas el tesorero Alvaro Lapuerta. Pero el líder del PP no hizo nada al respecto, entre otras cosas porque el entonces presidente de OHL Juan Miguel Villar Mir era íntimo amigo de Lapuerta y donante del partido, como se desprende de la investigación sobre la trama Gürtel y la doble contabilidad de esa formación política.

Este jueves, en un comunicado, la constructora subrayó que nunca ha pagado ninguna comisión a ningún partido político y se ha prestado “máxima colaboración” con las autoridades después de que el mismo día se le requiriera información en el marco del operativo en el que se ha detenido a González y a otras once personas. El grupo presidido por Juan Miguel Villar Mir ha reiterado que tiene una política de “tolerancia cero” con la corrupción y ha recordado que, “hasta la fecha”, nunca ha sido condenada por este delito.

Y es que, antes de que López Madrid fuera detenido, la UCO llevó a cabo un registro en la sede de OHL, así como en otras empresas. En esta fase de la investigación, han sido esenciales la agenda incautada en su día a Francisco Granados, el exsecretario general del PP madrileño que lleva dos años y medio en prisión, y ciertas anotaciones del exgerente del partido, Beltrán Gutiérrez. Las iniciales de este último y de López Madrid figuran en la agenda de Granados. Gutiérrez habría sido el receptor y López Madrid el donante de más de un millón de euros que, supuestamente, habrían sido destinados a la financiación ilegal del PP regional. Por ese motivo, el yerno de Villar Mir está imputado en el caso Púnica.

El consejero de OHL también ha sido condenado a seis meses de prisión por el caso de las tarjetas black de Caja Madrid. La sentencia considera que se apropió indebidamente de 35.988 euros al gastarlos con la tarjeta opaca de la entidad. López Madrid restituyó el dinero durante la instrucción del caso y se benefició de una reducción de la condena.

A raíz del escándalo de las ‘black’ y, sobre todo, de una denuncia del empresario contra la mujer que previamente le había denunciado por acoso sexual, se aireó en toda la prensa la estrecha relación que une a Javier López Madrid con los Reyes de España. La Guardia Civil recuperó de su teléfono móvil los mensajes que el empresario había intentado borrar, entre los que destacaba el enviado por “Ltzia” el 15 de octubre de 2014, a las 17.08: “Te escribí cuando salió el artículo de lo de las tarjetas en la mierda de LOC y ya sabes lo que pienso Javier. Sabemos quién eres, sabes quiénes somos. Nos conocemos, nos queremos, nos respetamos. Lo demás, merde. Un beso compi yogui (miss you!!!)”.

La Reina Letizia y López Madrid compartían en la época de los mensajes clases particulares de yoga, de ahí a que se refiera a él como “compi yogui”. “La mierda de LOC” al que se refiere la reina puede ser el reportaje publicado por el suplemento de El Mundo tres días antes bajo el título: “Javier López Madrid: el íntimo del Rey Felipe con tarjeta ‘black’”.

RELACIONADO