La policía vuelve a reprimir las protestas de la oposición en las calles de Caracas

La Guardia Nacional de Venezuela (GNB, policía militarizada) dispersó este jueves con gases lacrimógenos algunas concentraciones de opositores que se congregaban en diversos puntos de Caracas para marchar hacia la Defensoría del Pueblo, en el centro de la capital. La Mesa de Unidad Democrática (MUD) había convocado para este jueves una nueva edición de "la madre de todas las marchas" para llegar hasta la sede central de la Defensoría del Pueblo, en Caracas, algo que los manifestantes no lograron el miércoles por el bloqueo policial, lo que desató enfrentamientos que dejaron tres muertos y más de 500 detenidos.

Varios parlamentarios opositores publicaron vídeos de la situación en la red social Twitter y denunciaron la “represión” por parte de las fuerzas de seguridad, específicamente en las zonas de El Paraíso (oeste de la capital) y Santa Mónica (suroeste).

“Nos acaba de agredir la GNB, una vez más, nos dispararon bombas lacrimógenas al cuerpo, sin importar el daño que puedan causar”, aseguró el diputado del partido opositor Primero Justicia (PJ), José Manuel Olivares, quien afirmó que recibió un golpe de “una bomba disparada a quemarropa por la GNB” en la avenida O’Higgins de El Paraíso.

Por su parte, los también diputados opositores Gaby Arellano y Juan Miguel Matheus indicaron que en Santa Mónica la concentración también fue disuelta con gases lacrimógenos.

“Nos estamos concentrando y, de la manera más cobarde posible, Nicolás Maduro envió a la Guardia Nacional a reprimir con bombas lacrimógenas, sencillamente por estar aquí”, aseguró Matheus en un vídeo que difundió a través de Twitter.

Los diputados mantuvieron, sin embargo, su llamamiento a la gente a salir de sus casas para concentrarse y movilizarse hasta el centro.

Otros parlamentarios y dirigentes de oposición aseguraron que los ciudadanos también se están movilizando en otros estados del país, como Carabobo (centro), Lara y Zulia (oeste), marchas que hasta el momento se desarrollan sin incidentes.

Tres muertos y más de 500 detenidos

La oposición venezolana llamó a concentrarse en varios puntos de Caracas para intentar nuevamente marchar hacia la Defensoría del Pueblo, en el municipio Libertador, tras una jornada de protestas del miércoles que terminó con un saldo de tres muertos por disparo de bala, dos civiles que no participaban aparentemente en las protestas y un sargento de la GNB. Además se registraron decenas de heridos y más de 500 detenidos.

El gobernador de Miranda, el líder opositor Henrique Capriles, ha anunciado en una rueda de prensa que la MUD volverá a marchar este 20 de abril por Caracas a la misma hora, con el mismo recorrido y con el mismo objetivo que el día anterior, según informa el diario venezolano El Nacional.

A las 10.00 (hora local) miles de simpatizantes de la oposición marcharon desde 26 puntos de Caracas rumbo a la Defensoría del Pueblo para exigir la celebración de elecciones anticipadas por la injerencia del Gobierno de Nicolás Maduro en los demás poderes del Estado, especialmente en la Asamblea Nacional.

La Defensoría del Pueblo se encuentra en Libertador, gobernado por el ‘chavista’ Jorge Rodríguez, quien ya advirtió de que no permitiría ningún acto de la MUD en su jurisdicción. Agentes de la Policía y la Guardia Nacional Bolivariana bloquearon los accesos al municipio caraqueño, dando lugar a fuertes choques con los manifestantes.

Como consecuencia de ello, Carlos José Moreno Barón, de 17 años, recibió un disparo en la cabeza por el que fue trasladado de urgencia al Hospital de Clínicas Caracas, donde le operaron y finalmente murió. Al parecer, hombres armados irrumpieron en motos en el distrito de San Bernardino, arrojaron gases lacrimógenos y uno aprovechó la confusión para abrir fuego.

Ya fuera de Caracas, en San Cristóbal, tradicional bastión opositor, una joven de 23 años identificada como Paola Andreína Ramírez recibió otro tiro en la cabeza que acabó con su vida. Los hechos ocurrieron en la plaza de San Carlos y, según testigos citados por El Nacional, los autores son “colectivos”, como se conoce a los grupos de civiles armados.

En la localidad de San Antonio de los Altos, en Miranda, un miembro de la Guardia Nacional Bolivariana, el sargento segundo San Clemente Barrios Neomar, “fue asesinado por un francotirador”, de acuerdo con el Defensor del Pueblo, Tarek William Saab.

Estas muertes elevan a nueve las víctimas mortales y a más de mil los detenidos por las multitudinarias protestas que se han producido en las últimas semanas en Caracas contra el “golpe de Estado” ejecutado por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) contra la Asamblea Nacional.

Capriles ha criticado la represión de las manifestaciones opositoras y ha recordado a las fuerzas de seguridad que “no son del PSUV”, el partido gobernante, sino que “están al servicio de todos los venezolanos”. “Lo peor que le puede pasar a la Fuerza Armadas es partidizarse”, ha sostenido.

Al mismo tiempo, aunque en otro punto de Caracas, la Avenida Bolívar, miles de seguidores del Gobierno se manifestaron “en defensa de la patria”. En su caso, la movilización transcurrió sin problemas. Según Maduro, con ello el Gobierno logró “derrotar” los supuestos planes golpistas de la “derecha”.

RELACIONADO