Violencia en el fútbol

Lamentable pelea en las gradas de un partido de infantiles

Varios padres intercambiaron patadas y puñetazos que acabaron con diversos heridos y denuncias ante la Guardia Civil

Bochornoso espectáculo en lo que debería haber sido una jornada festiva y deportiva para un grupo de niños en Mallorca. Un partido que disputaban los equipos de fútbol Alaró y Collerense en la categoría infantil tuvo que ser suspendido este domingo, el Día del Padre, después de que se iniciara una brutal pelea entre los progenitores de ambos equipos. La Guardia Civil ha recibido tres denuncias por unos hechos que acabaron con varias personas en el hospital y la condena unánime de los dos equipos y de las principales instancias futbolísticas de la isla.

Al parecer todo comenzó cuando dos de los jugadores, de entre 12 y 13 años, discutían por una dura entrada. En un vídeo que se ha difundido por las redes sociales se oye cómo un grupo de espectadoras comenta que alguno de los menores se ha encarado a lo adultos y es entonces cuando se desencadena la pelea.

“Señores, que es solo fútbol”, se oye decir a uno de los testigos, mientras otra recuerda que “hay niños delante” y se extienden las exclamaciones “qué vergüenza”. En un momento se ve incluso cómo una madre aparta como puede a un niño de corta edad para que no sea alcanzado por las patadas y puñetazos que se intercambia el grupo de padres.

La pelea se saldó con varios heridos de diversa gravedad que tuvieron que ser atendidas en los centros médicos de Alaró, donde se disputaba el encuentro.

Además, la Guardia Civil ha recibido tres denuncias por parte de tres padres alegando un delito de lesiones que se enviarán al juzgado de Inca y se seguirán con las diligencias, tomando declaración a las víctimas, que presentan lesiones de leve gravedad, según han indicado fuentes de la Guardia Civil a Europa Press.

Los dos clubes implicados han comentado los hechos en las redes sociales. El Collerense habla de “vergüenza e impotencia” y asegura estar analizando lo sucedido “para tomar las medidas que correspondan”.

El Alaró, por su parte, ha pedido perdón “por el mal ejemplo” en Facebook y también ha avanzado medidas, aunque ha pedido que no se busquen “buenos ni malos”.

El Foro de la Familia de Baleares (FFB) ha lamentado este lunes el “deplorable” altercado vivido en el partido y el “mal ejemplo” que éstos dieron a sus hijos durante el encuentros. Por ello, el FFB ha pedido que en la campaña ‘Poner Valores al deporte’ del Govern se implique más a los padres.