Un estudio denuncia “una España de dos velocidades” en la aplicación de sentencias de custodia compartida

Desigual uso por parte de las Audiencias Provinciales, porque su aplicación llega en Cantabria al 90% pero en Extremadura no alcanza el 30%

custodia_paterna_estudio_foto

La Asociación Custodia Paterna (Asociación Española de Padres con la Custodia de los Hijos) desea trasladar aprovechando la festividad del Día del Padre, las Conclusiones de su estudio sobre la Custodia Compartida en las Audiencias Provinciales Españolas, presentado esta semana en la Universidad Europea de Madrid y del que se desprende una España de dos velocidades, en la que mientras en el este sí se aplican correctamente las sentencias de custodia compartida, en comunidades como Canarias o Extremadura estas sentencias están prácticamente vetadas ya que porcentualmente hablando son prácticamente inexistentes.

Según este estudio, que puede consultarse íntegramente en este enlace, la custodia compartida es cada día más frecuente, pero dista de ser el sistema ordinario y no excepcional. La reciente STS de 22 de febrero de 2017 (Rec. 2358/2016) señalaba, citando al Ministerio Fiscal, que “el régimen de guarda y custodia compartida es cada día más frecuente y es ya el ordinario y no el excepcional para aplicar la guarda y custodia de menores ante la separación o divorcio de sus padres, y lo que procede es determinar si la interpretación que se hace de ellos es contraria a la doctrina de esta sala”.

¿Es cierta esta afirmación en la práctica?  Del examen de las 546 sentencias analizadas se extrae la conclusión de que sí es cierto que cada día es más frecuente, pero en la mayoría de las audiencias, dista mucho de ser el sistema ordinario y no el excepcional.

Sirva como muestra la situación que se percibe dentro de las audiencias provinciales de las Islas Canarias, donde claramente se encuentran dos posiciones encontradas:

- las que consideran la custodia compartida una medida excepcional, de forma que quien la solicita debe probar que sólo de esta forma se protege adecuadamente el interés del menor.

- la de las que consideran que lo normal y deseable es la custodia compartida y quien solicite la custodia exclusiva debe acreditar las ventajas de ésta.

Como puede observarse, la división existe dentro de una misma Audiencia y sección.

Por otra parte, si visualizamos la situación a través de porcentajes podemos extraer las siguientes conclusiones:

- Existen notables diferencias según la Comunidad Autónoma. Islas Canarias, Extremadura y Madrid (con el 28,57%, 30% y el 34,28% respectivamente) y Cantabria (con el 90%) representan los dos polos opuestos.

- Como regla general, las Audiencias confirman las sentencias de la 1ª instancia que reconocen la custodia compartida e, incluso, conceden más (con la excepción de Extremadura y Navarra donde la 1ª instancia es más favorable que la Audiencia).

- Sigue siendo una solicitud mayoritariamente de los padres, con mucha diferencia.

- Respecto de la dificultad para obtener la custodia compartida en procedimiento de modificación de medidas definitivas, en algunas audiencias, como las de Madrid, Extremadura o Islas Canarias, claramente es así. En otras Audiencias, como Cantabria, las dificultades no son mayores que en otros procesos.

- Dentro de los factores y partiendo de la base de que el juez hace una valoración conjunta de toda la prueba y de todos los factores, se observa que tiene un peso prácticamente decisivo el informe psicosocial.