El presunto ladrón que fue detenido por seis vecinos en Barcelona murió asfixiado

La autopsia ha revelado que el fallecido el sábado por la tarde después de ingresar en el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona tras sufrir un paro respiratorio murió por asfixia, han informado a Europa Press fuentes cercanas al caso.

El hombre fue interceptado el viernes junto a otra persona cuando, presuntamente, intentaban atracar una panadería del distrito barcelonés de Nou Barris, y cuando los Mossos d’Esquadra llegaron al lugar se lo encontraron en el suelo y sin respiración.

Los agentes le realizaron maniobras de reanimación y el Sistema de Emergències Mèdiques (SEM) lo trasladó en estado crítico al hospital, donde murió el sábado.

El fallecido no presentaba hematomas y fuentes policiales revelaron el sábado que todo apuntaba a que podría haber sufrido un infarto o un ataque de ansiedad ya que no se hallaron señales de linchamiento ni de que hubiera voluntad de agresión física.

El presunto atracador esperaba en el exterior de la panadería a que acabara el supuesto atraco a la panadería, situada en el pasaje Doctor Pi i Molist de la capital catalana.