Trump, sobre el presunto chantaje ruso: ‘¿Es que vivimos en la Alemania nazi?’

Donald Trump ha reaccionado con indignación a la filtración de un supuesto informe que los servicios de Inteligencia les habrían hecho llegar a él y al presidente Obama, según el cual Rusia tiene información comprometedora para hacerle chantaje. El Kremlin se ha apresurado a desmentirlo y hasta Wikileaks ha puesto en duda la paternidad del informe, en el que no aprecia rastros de que haya sido realmente realizado por las agencias a las que se atribuye.

trump2

Trump, en cambio, si parece cree que los redactores son los que dicen ser y por eso ha arremetido contra ellos en su cuenta de Twitter. “Las agencias de inteligencia nunca deberían de haber permitido que esta noticia se ‘filtrara’ al público. El último disparo ha sigo contra mí. ¿Es que vivimos en la Alemania nazi?”, ha escrito el magnate.

No ha sido el único comentario de Trump para criticar el informe. Al presidente electo le molesta especialmente que se trate de infravalorar su victoria electoral atribuyéndoa a oscuras maniobras como los ciberataques rusos, de los que también han dado fe las agencias de Inteligencia. “Gané una elección con facilidad y los oponentes torcidos tratan de minimizar nuestra victoria con noticias falsas”, ha señalado y ha reafirmado que “Rusia nunca ha tratado de utilizar su influencia sobre mí. ¡No tengo nada que ver con Rusia: ni negocios, ni prestamos, nada!”.

Y es que la información difundida por varios medios estadounidenses, entre ellos la CNN, The Washington Post y The New York Times, dice que Rusia puede tener información comprometedora “suficiente” para “chantajear” al presidente electo. Esa información incluiría pruebas recogidas por los servicios de inteligencia rusos sobre una supuesta “perversión sexual” de Trump en una suite de un hotel de Moscú. El supuesto informe sobre este asunto también recoge que las autoridades rusas ofrecieron a Trump suculentos negocios inmobiliarios relacionados especialmente con la Copa Mundial de Fútbol que se jugará en Rusia en 2018, aunque el presidente electo los habría rechazado.

El Kremlin ha tachado de “absoluta falsedad” las informaciones filtradas y las ha atribuido a aquellos que tienen interés en “dañar las relaciones bilaterales” ruso-estadounidenses. WikiLeaks, por su parte, también ha tachado de falsas las noticias sobre el tema. “El PDF de 35 páginas sobre Trump publicado por Buzzfeed no es un informe de inteligencia. El estilo, los hechos y las fechas no muestran credibilidad”, comenta la organización en su cuenta de Twitter.

En otro tuit, WikiLeaks cita un extracto del “pseudo reporte de inteligencia”, “filtrado” y publicado en la víspera de la esperada conferencia de prensa de Trump y coincidiendo con el discurso de despedida de Obama. “WikiLeaks registra un 100% de autenticación precisa. No apoyamos la publicación por parte de Buzzfeed de un documento que es claramente falso”, sostiene.