¿Será posible dormir ‘del tirón’ en los hospitales?

El proyecto 'Sueñon' busca cambiar la cultura de los hospitales para mejorar el descanso de los que están tanto en la UCI como en planta

Una nueva iniciativa de parte de investigadores y personal sanitario quiere cambiar la cultura de los hospitales del Servicio Nacional de Salud con respecto al descanso nocturno de los pacientes. Actualmente, lo habitual es que se interrumpa varias veces cada noche el sueño de las personas ingresadas, lo que afecta negativamente tanto a su estado de ánimo como a su recuperación. Por eso, han puesto en marcha el proyecto Sueñon, con el que impulsar nuevas prácticas que hagan más agradable y llevadera la estancia.

Para ello, proponen un conjunto de prácticas que respeten lo mejor posible las horas de sueño de los pacientes. Entre ellas, asegurarse de que la iluminación de las habitaciones coincide con los ritmos del día y la noche, entrar con linterna, hacer comprobaciones que no exijan encender las luces u organizar mejor las pautas de medicación para interrumpir lo menos posible las horas de descanso.

“Hay muchas cosas sencillas que, si las hace el personal sanitario, pueden suponer un gran cambio para los pacientes“, ha explicado Teresa Moreno, responsable de la Unidad de Investigación en Cuidados de Salud del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) y una de las impulsoras del proyecto.

Poco tiempo en marcha pero buenos resultados

Esta iniciativa se puso en marcha a mediados del mes pasado, y casi un centenar de enfermeras se ha comprometido a seguirla en sus propios centros. Aproximadamente la mitad, además, colaborarán en la recopilación de datos sobre la situación del descanso de los pacientes.

Los pacientes hospitalizados que no alcanzan los 300 minutos -cinco horas- de sueño ven incrementada su mortalidad en hasta cuatro veces más que aquellos que superan dicho tiempo.

El 82% de los pacientes hospitalizados aseguran que su sueño ha sido perturbado en alguna ocasión y el 33% tiene “muchos” problemas de sueño. La iniciativa esperan alcanzar al menos ‘la hora mágica’, es decir, conseguir dormir como mínimo seis horas y media seguidas y sin interrupciones, comenzando a las 12 y acabando a las 6:30h.

Sueñon puede ser especialmente útil para las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), que a menudo rompen por completo con los ritmos del día y la noche, y donde los casos de trastornos derivados son más elevados.

Dormir las suficientes horas y tener un buen descanso puede lograr que se retrasen enfermedades como el Párkinson, el Alzhéimer, el cáncer o la diabetes.