Los españoles consumen entre 5 y 12 gramos de fibra al día

El grupo de cereales y derivados representa la mayor fuente de fibra (39,90%), con el pan como mayor contribuyente seguido de la bollería y pastelería y de la pasta

fibra

Los españoles consumen una media de 5,6 y 12,7 gramos, al día, de fibra, según se desprende del estudio ‘Distribución de macronutrientes y fuentes alimentarias en la población española: resultados obtenidos del estudio científico ANIBES’, publicado en la revista científica ‘Nutrients’ y coordinado por la Fundación Española de la Nutrición (FEN).

“Los valores de ingesta de fibra fueron más altos en los adultos de mayor edad que en las poblaciones más jóvenes. De todas formas, en ningún caso se acercan a las recomendaciones establecidas de ingesta de fibra, que en la población española se sitúan en 25 g/día”, ha explicado el presidente de la Fundación Española de la Nutrición (FEN), director del Grupo de Investigación en Nutrición y Ciencias de la Alimentación (CEUNUT), Gregorio Varela-Moreiras.

Respecto a la ingesta de fibra según el sexo, los hombres tuvieron un consumo mayor que el de las mujeres. En concreto, la población masculina ingería diariamente de 6,1 a 13,1 gramos de fibra de media, mientras que la ingesta en la población femenina era de 5,2 a 12,2 gramos diarios.

Por su parte, en lo que respecta a la ingesta media diaria por grupos de edad, los niños y niñas (de entre 9 y 12 años) ingirieron de 4,3 a 11,8 gramos, siendo entre 4 y 11,5 gramos al día en el caso de los niños, y 4,6 y 12,2 en el caso de las niñas. Por el contrario, los adolescentes de entre 13 y 17 años consumieron diariamente de 4,7 a 11,8, siendo superior la media en el caso de los chicos que en las chicas.

Los grupos de edad adulta y personas mayores participantes en el estudio científico ANIBES (entre 18 a 75 años), son los que tienen una mayor ingesta media diaria de fibra, en comparación con los más jóvenes. “En los adultos, entre 18 y 64 años, la ingesta media diaria fue de 12,6 a 5,7 gramos al día, mientras que en los adultos mayores, con edades comprendidas entre 65 y 75 años, esta fue de 14,6 a 6,8 gramos diarios, en ambos grupos siempre superior en hombres que en mujeres”, ha enfatizado el experto.

En relación a las principales fuentes alimentarias de fibra dentro del estudio científico ANIBES, el grupo de cereales y derivados representa la mayor fuente de fibra (39,90%), con el pan como mayor contribuyente seguido de la bollería y pastelería y de la pasta.

En orden descendente, a este grupo le siguen el de verduras y hortalizas, que aportan un 23,67% de la fibra, el de las frutas (17,18%), el grupo de las legumbres (9,39), y el de los precocinados, el de las salsas y condimentos y el de los aperitivos con contribuciones mucho menores”.