El Estado reduce el déficit al 1,9% del PIB en junio

Las CC.AA. reducen su déficit hasta el 0,36% del PIB en mayo, y el agregado de las AA.PP. sin ayuntamientos queda en el 2,2% del PIB

guindos-448

El Estado ha registrado un déficit público de 21.343 millones de euros en el primer semestre del año, un 1,4% menos que en el mismo periodo de 2015 en términos de Contabilidad Nacional. Este saldo equivale al 1,9% del PIB, dos décimas menos que el déficit registrado hasta mayo, pero una cifra que aún se sitúa por encima del objetivo fijado para este año, del 1,8% del PIB.

En términos de caja, que contabiliza las entradas y salidas efectivas de dinero, los ingresos una vez descontada la participación de las administraciones territoriales, registran un descenso del 17,6%, hasta los 50.353 millones de euros.

Hacienda admite que una parte importante de esta caída se debe al efecto de la reforma fiscal. Así, los ingresos tributarios han descendido un 8,3% hasta junio.

Concretamente, la recaudación por IRPF cae un 12,3%, mientras que la del Impuesto de Sociedades pasa de un resultado positivo de 2.383 millones de euros en 2013 a una cifra negativa de 221 millones hasta el pasado mes de junio, con un descenso de los pagos fraccionados del 48,5%.

Por el contrario, los ingresos por impuestos indirectos se han incrementado un 4,3%, impulsados por un repunte en la recaudación por iVA del 3,6% y del 6,7% en el caso de los impuestos especiales.

Por su parte, los gastos no financieros se redujeron un 9,1% hasta junio, con 71.845 millones de euros. En este capítulo, destaca la reducción de las transferencias al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), que pasan de los 4.704 millones a los 674 millones de euros.

También caen un 25% las inversiones reales, hasta los 1.569 millones de euros, mientras que el gasto las transferencias de capital lo hacen en un 22,1%, en parte por las destinadas a subvencionar el déficit eléctrico.

Reducción de las Comunidades Autónomas

Por otro lado, las comunidades autónomas redujeron su déficit en un 24,8% hasta mayo respecto al año anterior, con un saldo negativo de 4.031 millones de euros, el equivalente al 0,36% del PIB. Esta cifra, aunque es ligeramente superior a la registrada un mes antes, se mantiene por debajo del objetivo del 0,7% del PIB.

Más en detalle, solo obtuvieron un superávit hasta mayo las comunidades autónomas de Asturias (0,16% del PIB), Canarias (0,01% del PIB) y La Rioja (0,05% del PIB). Por otro lado, solo incumplen hasta la fecha el objetivo de déficit del 0,7% las regiones de Extremadura (1,10% del PIB) y Navarra (0,95% del PIB).

De esta forma, el déficit conjunto de la Administración central, las comunidades autónomas y la Seguridad Social hasta mayo, excluyendo a los ayuntamientos, se situaba en 24.618 millones, el equivalente al 2,20% del PIB, inferior al objetivo del Programa de Estabilidad 2016-2019, del 3,6% del PIB. Esta cifra excluye el saldo neto de las ayudas a la banca, que a finales de ese mes se situó en 1.389 millones.

Dentro de este resultado agregado, la Administración Central registró un déficit de 22.365 millones a finales de mayo, el equivalente al 1,99% del PIB. Concretamente, el déficit del Estado fue de 23.520 millones, el 2,10% del PIB, mientras que los organismos de la Administración Central registraron un saldo negativo de 234 millones de euros.

Por su parte, los Fondos de la Seguridad Social alcanzaron un superávit de 1.778 millones de euros hasta mayo, el equivalente al 0,16% del PIB. Los ingresos por cotizaciones crecieron un 3,2%, el doble que en el mismo periodo de 2015.

Esta situación se debe principalmente al resultado del Servicio Público de Empleo Estatal, que registró un superávit de 1.177 millones de euros, el equivalente al 0,10% del PIB entre mayo y junio, frene al 0,22% del PIB registrado el mes anterior.

El descenso de este superávit es consecuencia de las menores transferencias recibidas del Estado para financiar las prestaciones por desempleo, debido, según Hacienda, a la favorable evolución del mercado de trabajo.

El sistema de Seguridad Social registró hasta mayo un superávit de 796 millones, equivalente al 0,07% del PIB, frente al 0,12% registrado en mayo de 2015.

Por último, el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) registró un déficit de 135 millones, superior a los 105 millones computados en mayo de 2015.