Desciende el precio de la gasolina e iguala su precio más bajo desde abril

El precio de la gasolina ha bajado un 1,5% durante la última semana y se ha situado en su nivel más bajo desde mediados de abril, mientras que el gasóleo se ha abaratado un 1%

gasolina

El precio de la gasolina ha bajado un 1,5% durante la última semana y se ha situado en su nivel más bajo desde mediados de abril, mientras que el gasóleo se ha abaratado un 1%, según datos recogidos a partir del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE).

En concreto, el litro de gasolina registra un precio medio de 1,149 euros y se aleja del máximo del año de 1,19 euros, marcado a comienzos de junio. Pese a ser un 1,5% más caro que en enero, este combustible cuesta un 13% menos que en la misma semana de 2015.

En cuanto al gasóleo, su precio medio se sitúa en 1,03 euros y, tras la última caída semanal, recupera los niveles de finales de mayo. Cuesta en la actualidad un 7% más que en enero, pero un 10% menos que en la misma semana de 2015.

De este modo, el precio medio de los carburantes de automoción se mantiene en sus mínimos de los últimos seis años por estas fechas, y dada la evolución del precio del petróleo no se prevén fuertes subidas en las próximas semanas, lo que beneficiará a los millones de conductores que se desplazarán por las carreteras españolas en el periodo estival.

La DGT prevé para este verano 84 millones de desplazamientos de larga distancia entre este mes y el próximo, un 3,5% más que el año pasado, gracias, entre otros factores, a la mejora de la economía, a la reducción del paro, al aumento del consumo y a los bajos precios de los carburantes.

El barril de crudo de calidad Brent cotiza por encima de los 46 dólares, un nivel comparable al de la semana anterior, mientras que el Texas ‘sweet light’, de referencia en Estados Unidos, se cambia por 44,2 dólares.

Los carburantes son más baratos en España que en la media de la UE y la zona euro, donde el precio de venta al público del litro de gasolina se sitúa en 1,299 euros y en 1,329 euros, respectivamente. Por su parte, el litro de gasóleo cuesta 1,141 euros de media en la UE y 1,126 euros en la eurozona.

El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos y a los nuevos gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal en general.