Rajoy buscará ‘con discreción’ el sí de Ciudadanos y la abstención del PSOE

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado que “no nos podemos permitir unas terceras elecciones” y ha hecho un llamamiento a la responsabilidad de los partidos para romper el bloqueo. La número dos del Ejecutivo ha hecho esta declaración en el Congreso, a donde ha acudido a recoger su acta de diputada, después de que este miércoles el propio Rajoy sugiriera que podría replantearse ir a la investidura si no contara con los apoyos suficientes. El vicesecretario del PP Fernando Martínez-Maillo ha dicho que Rajoy negociará con Ciudadanos y el PSOE con "discreción" para lograr el voto a favor de unos y la abstención de los otros a su investidura.

maillo-santamaria-900Santamaría no ha querido comentar esa hipótesis más allá de lo que dijo el propio presidente: que si no tuviera el respaldo necesario para ser investido abriría una reflexión con todas las fuerzas políticas para analizar qué se puede hacer.

La vicepresidenta ha asegurado hoy que fijar el 2 de agosto como inicio del debate de investidura es “realista” y “muy razonable”, pues permite que antes se formen las Cámaras “con normalidad” y las consultas del Rey se hagan “en tiempo prudencial”. “El reloj de la democracia lleva corriendo desde el 20D, y por eso estamos pidiendo un gobierno que se forme cuanto antes, de ahí que esa fecha del 2 de agosto sea prudencial”, ha resumido.

Esas posibles fechas para que se desatasque la investidura comenzaron a barajarse ayer a través del propio Mariano Rajoy, quien habló del próximo 2 como probable día para empezar un debate de investidura al que, no obstante, no ha confirmado que vaya como candidato a la Presidencia. Esa fecha “muy razonable” permitiría constituir las Cámaras “con normalidad, hacer las consultas al Rey en un tiempo muy prudencial y empezar agosto con un gobierno ya constituido y trabajando, y dando normalidad a España”, ha explicado.

Sobre la posición del PSOE, que “a día de hoy” recalca su “no” a Rajoy, tal y como dijo ayer su secretario general, Pedro Sánchez, la vicepresidenta ha instado a “una reflexión”, habida cuenta de que tanto en el 20D como en el 26J los españoles dejaron claro que quieren “un gobierno liderado por el PP y por Mariano Rajoy”. Además, según sus palabras, el PSOE y los demás partidos cuentan desde ayer con un documento de trabajo, basado en el programa electoral de los populares, que “pone el acento” en los puntos en los que los partidos constitucionalistas pueden encontrarse.

Establece como aspectos clave el “debate europeo”, la lucha contra el terrorismo yihadista, la creación de empleo, los pilares del Estado de Bienestar o el modelo de financiación autonómica. Son asuntos “pactables” porque coinciden con algunas de las reclamaciones recientes del PSOE. Y son asuntos que sientan las bases para desarrollar “un gran acuerdo social” en la lucha contra la violencia machista, ha recalcado Sáenz de Santamaría. En suma, el PSOE “debe plantearse con seriedad la opción de un gobierno del PP abierto a desarrollar un programa de gobierno” del que se puede hablar. “Es un buen marco de trabajo”, ha apostillado antes de reiterar su petición a los socialistas para que den “una buena pensada”.

La vicepresidenta ha indicado que los partidos, y en general el modelo parlamentario español, asiste a “un cambio de paradigma” que derivará, a su vez, en una legislatura “muy colaborativa”. Preguntada por lo que quiso decir ayer el presidente cuando habló de iniciar un periodo de reflexión si no aglutina apoyos suficientes para la investidura, la vicepresidenta ha explicado que se refirió a efectuar “una reflexión conjunta” con los demás partidos para ver qué se hace con el fin de evitar unas nuevas elecciones.

En cuanto a la composición de la Mesa, Sáenz de Santamaría ha reclamado que la formación de este “elemento esencial” de diálogo entre el Parlamento y el Gobierno sea “lo más comprensiva” con los resultados electorales y lo “más integradora” posible, de modo que refleje “una Cámara de entendimiento”.

Martínez-Maillo ve “posible” un cambio de postura del PSOE y C’s

Por su parte, el vicesecretario del PP Fernando Martínez-Maillo ha dicho que Mariano Rajoy negociará con Ciudadanos y el PSOE con “discreción” para lograr el voto a favor de unos y la abstención de los otros a su investidura. Maillo ve “posible” que esos partidos cambien su posición en “los próximos días”. Ha explicado, en una entrevista en Onda Cero, que Rajoy “va a llevar directamente él esa discreción”, que a su juicio es “perfectamente compatible con la transparencia” de dar cuenta luego del contenido de los acuerdos.

Tras apuntar que en la primera ronda de contactos que ha mantenido Rajoy en los últimos días -y que cerró ayer con el líder del PSOE, Pedro Sánchez- “se vio más de lo que se ha contado en público”, ha recordado que “en veinte días ha habido cambios” en la disposición de partidos como Ciudadanos, por lo que se ha mostrado convencido de que “todavía pueden producirse otros cambios para que no haya elecciones”.

Para el “acercamiento con Ciudadanos que termine en voto afirmativo”, se utilizarán como “base” los contenidos del documento programático que Rajoy ha entregado a los líderes políticos, mientras que en el caso del PSOE no ha explicitado cuál será la vía. No obstante, ha defendido que le parece “compatible estar en la oposición y no obstaculizar la formación de gobierno” y que, por tanto, ve como un “escenario posible” en los próximos días que el PSOE “asuma su papel de oposición y a la vez facilite la formación de gobierno”.

“Hay mimbres para hacer un buen cesto”, ha sostenido, tras apuntar que “a veces algunos movimientos políticos se producen con el paso de las fechas” e insistir en que en el PP existe la “convicción de que el escenario va a seguir cambiando”.

Maillo ha apuntado que “hoy por hoy” no hay ninguna otra posibilidad que no sea la investidura de Rajoy, ya que la coincidencia de las fuerzas políticas en no ir a unas terceras elecciones es unánime. Al igual que hizo ayer Rajoy, ha señalado que si éste no logra los apoyos necesarios para ser investido tendrían que “buscar entre todos una solución” que no ha querido aventurar, porque “para eso queda mucho camino”.

RELACIONADO