La deuda de las familias españolas cae en mayo y se mantiene en niveles de 2006

Los hogares reducen los préstamos hipotecarios pero aumentan el crédito al consumo y las empresas recortan su deuda

deuda

La deuda de las familias cayó en mayo tras el ligero incremento de abril y se situó en 716.658 millones de euros, 1.398 millones menos que el mes anterior, mientras que en tasa interanual registró un descenso del 2,3%, por lo que se sitúa en niveles de mediados de 2006, según datos del Banco de España. De esta forma, la deuda de las familias continúa en 2016 en niveles previos al inicio de la crisis económica, que ha llevado a los hogares a ir reduciendo paulatinamente los préstamos contraídos, gracias también a la caída de los tipos de interés y al abaratamiento de los créditos.

Desde que comenzó el año, el endeudamiento de los hogares ha caído todos los meses salvo en el mes de abril, que se elevó en 102 millones de euros con el dato revisado ahora, ya que el importe preliminar también apuntaba a una caída de la deuda en dicho mes.

El recorte de la deuda de las familias en mayo se debe, principalmente, al descenso del 0,32% de los préstamos para adquisición de vivienda, hasta los 552.604 millones de euros. En comparación con mayo de 2015, estos créditos cayeron un 3,7%.

A pesar del descenso de la inversión de los hogares en vivienda durante los últimos años, el importe que las familias destinan a su hogar sigue ocupando la mayor parte de su endeudamiento, ya que supone el 77,1% del mismo.

Por el contrario, los préstamos al consumo de los hogares aumentaron un 0,31% en mayo y un 2,9% en tasa interanual, hasta los 164.055 millones de euros. Por su parte, los préstamos fuera de balance bajaron un 1,6% respecto al mes anterior, hasta los 8.076 millones.

La deuda de las empresas baja tras el paréntesis de abril

Al igual que las familias, las empresas redujeron su deuda en mayo, después de que en abril repuntara en casi 3.000 millones de euros, y la situaron en 902.945 millones de euros, lo que supone una caída del 0,25% respecto al mes anterior y un descenso del 1,3% frente a mayo de 2015.

La caída de la deuda empresarial se explica, fundamentalmente, por el descenso de los préstamos de entidades de crédito residentes, que disminuyeron un 0,84% en mayo, mientras que en tasa interanual retrocedieron un 2%, y también por la caída de los préstamos del exterior (-0,18%), hasta los 285.819 millones, un 1,4% menos en tasa interanual.

Por el contrario, los valores distintos de acciones repuntaron un 3,2% respecto al mes de abril, hasta situarse en 85.056 millones de euros, y registraron un incremento del 3,5% frente a mayo de 2015.