Según el Banco Central Europeo

La banca española cierra 14.978 oficinas y pierde unos 80.000 empleos desde el estallido de la crisis

España eliminó 912 sucursales de entidades domésticas durante 2015 y perdió más de 5.000 empleos

banco

La banca española ha asumido la mitad del ajuste en el número de oficinas registrado en la zona euro desde el estallido de la crisis con el cierre de 14.978 sucursales, lo que supone el 49,7% de las 30.128 eliminadas en la región desde 2008, lo que se ha traducido en la pérdida de 79.944 empleos en el sector, el 35,3% de los 226.432 puestos de trabajo suprimidos por la banca de la eurozona en este periodo, según reflejan los datos publicados por el Banco Central Europeo.

Durante el año pasado, las entidades bancarias españolas eliminaron un total de 912 sucursales, hasta contar con un total de 31.087 oficinas, mientras que en la zona euro el sector disponía al cierre del pasado ejercicio con 156.127 sucursales, frente a las 159.401 de 2014.

De este modo, España se mantuvo como el tercer país de la eurozona con mayor número de sucursales del sector doméstico, sólo por detrás de las 37.567 de la banca francesa y las 34.045 de la banca alemana.

Sin embargo, en cuanto al empleo del sector bancario doméstico, España ocupó en 2015 la cuarta posición, con un total de 196.553 empleados, por detrás de los 646.400 de Alemania, los 407.645 de Francia y los 298.575 de Italia.

En el conjunto de la UE, la banca contaba en 2015 con un total de 188.109 sucursales, lo que implica la pérdida de 15.454 oficinas en un año y de 49.593 desde el estallido de la crisis financiera en 2008.

De este modo, los bancos de los Veintiocho han perdido durante este periodo un total de 395.202 empleos, de los que 24.152 fueron eliminados durante 2015.

Entre los países de la UE, únicamente Luxemburgo (+2), Polonia (+190) y Eslovaquia (+14) registraron un incremento en el número de sucursales, mientras que el empleo aumentó en República Checa, Dinamarca, Estonia, Grecia, Chipre, Letonia, Luxemburgo, Malta y Eslovaquia.