Las prácticas mafiosas del Clínico de Valencia para obligar a una médico a rechazar una plaza

Una responsable del hospital le dice a la afectada que ese puesto ya está asignado, fuera del procedimiento habitual, y que si lo acepta "en un mes estará fuera"

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Una conversación grabada por una médico ha provocado una agria polémica que deja en muy mal lugar al sistema sanitario valenciano y más en concreto a los responsables del Hospital Clínico de Valencia y que ha derivado, de momento, en un expediente informativo. En la misma, podemos escuchar como la jefe del servicio de anestesia del centro amenaza directamente a la médico para que renuncie a la plaza de anestesista que ha obtenido allí mediante la bolsa de trabajo de la Conselleria de Educación, advirtiéndole de que si acepta la plaza en un mes le abrirán un expediente y estará en la calle.

¿El motivo? Que según la responsable ese puesto ya está asignado, fuera del procedimiento habitual de la bolsa de empleo, a otra persona que ya está trabajando allí. “Esa plaza no es para ti. Es para asegurar a gente del servicio. No podemos tirar a un tío que lleva 10 años trabajando para el servicio. Si aceptas, estarás un mes trabajando y te irás con un informe negativo”, le advierte. “Esa plaza no la vas a firmar, seguro”, le llega a decir. 

La médico responde que, si renuncia a la plaza sería penalizada por no aceptar el puesto. “No pasa nada, renuncian todos y os penalizan a todos porque las plazas son conocidas. No puedes discutir conmigo como vienes aquí“, afirma su interlocutora.

Después de la grabación, el hospital, para asegurarse que la doctora no cogiese la plaza, le convocó a las 8 de la mañana del día siguiente aún sabiendo que estaba trabajando en el País Vasco, por lo que la perdió.

En declaraciones a la Cadena Ser, la afectada afirma que grabó la declaración porque se lo habían hecho ya a dos compañeras y sabía que sel o harían a ella, por lo que quería que todo el mundo se enterase de lo que pasa en el Clínico. De hecho, ni siquiera recurrió porque sabía que le harían la vida imposible.

Por su parte, tras lo sucedido, la Conselleria de Sanidad ya ha abierto un expediente informativo, que puede acabar en disciplinario, tras conocer la grabación y en este sentido ha asegurado que ha reaccionado “de forma inmediata” y que “no va a tolerar ningún tipo de práctica que no se ajuste a la normativa vigente”, por lo que actuará “con contundencia en cuanto detecte cualquier irregularidad”.

Según la Conselleria, en el momento en que conoció esa grabación instó a la gerencia del hospital a abrir un expediente informativo, que puede dar lugar a uno disciplinario si se acredita y según la gravedad de los hechos que se hayan producido.

Asimismo, ha pedido a las gerencias de todos los departamentos de salud que “extremen la atención” de las contrataciones que se hacen a través de la bolsa de trabajo, para evitar “prácticas irregulares y garantizar la igualdad” en el acceso a los puestos de trabajo.

Sanidad recuerda además que desde el pasado mes de julio se están tomando medidas para combatir irregularidades en la contratación y evitar arbitrariedades en el acceso a puestos de trabajo del sistema sanitario público, como la decisión de limitar al máximo el uso de la disposición adicional primera de la orden de bolsa de trabajo (el conocido como bolsín).

También ha explicado que se quiere modificar el funcionamiento de la Bolsa de Trabajo y que sea “más ágil y operativa”, para lo que la Conselleria trabaja en la elaboración de una nueva orden y esta semana se celebrará la primera mesa técnica con los sindicatos.