Felipe González pone “la mano en el fuego” por Chaves y Griñán

El expresidente socialista se muestra convencido de que son "inocentes de los delitos que les imputan" y que así "quedará demostrado"

felipeEl expresidente del Gobierno Felipe González ha asegurado este jueves que pone “la mano en el fuego” por la “honradez personal” de los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán, procesados en el caso de los ERE, y ha recalcado que está convencido de que son “inocentes” de los delitos que se les atribuyen. Así ha respondido el exdirigente socialista, en declaraciones a los medios antes de participar en un debate sobre Venezuela en Casa América, en Madrid, cuando se le ha preguntado si pondría la mano en el fuego por Chaves y Griñán.

“Desde el punto de vista de su honradez personal, sin duda alguna, e incluiría alguno más como Magdalena Álvarez, de los que conozco más. Sin duda alguna, meto la mano en el fuego, que es una figura retórica de las que algunas se escapan, digo sí”, ha afirmado.

Además, y insistiendo en su “honradez personal”, ha añadido que cree que ambos exdirigentes, que se han presentado su baja como militantes ante esta nueva decisión judicial, son “inocentes de los delitos que les imputan” y así “quedará demostrado”.

González no ha querido hacer más declaraciones, ni valorar tampoco las palabras del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, quien, preguntado por la situación de quienes también fueran presidentes del partido, destacó que él es un político limpio. “Yo no entro en eso”, se ha limitado a responder.

Chaves y Griñán fueron ministros en los gabinetes de Felipe González, ambos al frente de la cartera de Trabajo, además de presidentes del PSOE.

El juez Álvaro Martín, titular del juzgado de instrucción 6 de Sevilla, ha procesado por prevaricación administrativa a Chaves y Griñán y seis exconsejeros tras acabar la pieza “política” de los ERE sobre el procedimiento empleado por la Junta para pagar ayudas a empresas, en la que hay 26 investigados.

Los seis exconsejeros andaluces son Gaspar Zarrías, Magdalena Álvarez, José Antonio Viera, Antonio Fernández, Carmen Martínez Aguayo y Francisco Vallejo, y a los cuatro últimos les imputa prevaricación y malversación.

RELACIONADO