Fútbol: Liga BBVA

Fiesta en El Molinón para celebrar la permanencia en Primera mientras Rayo y Getafe descienden

El Sporting de Gijón firmó la permanencia en Primera División tras ganar (2-0) al Villarreal en la última jornada, un desenlace de infarto en el que falló el único que dependía de sí mismo, un Getafe que sucumbió (2-1) ante el Betis y un Rayo Vallecano que hizo los deberes (3-1) ante el Levante sin premio final.

635989413108481510w

El conjunto asturiano estuvo salvado durante casi toda la jornada. Los hombres de Abelardo se adelantaron por medio de Jony a los ocho minutos para superar de manera provisional a un Getafe que no podía en el Benito Villamarín. El Sporting asedió en El Molinón pero tuvo que sufrir las claras ocasiones de Leo Baptistao.

El ex del Rayo fue el más peligroso de un ‘submarino’ sin nada en juego. Tras el descanso de nuevo apretó un Sporting aún consciente de la no victoria del ‘Geta’ en Sevilla. Sólo faltaba la sentencia en Gijón, para evitar sustos y regalos a un Rayo que sí cumplía con su cometido. La tranquilidad no llegó a El Molinón hasta el minuto 79.

Sergio Álvarez fusiló desde fuera del área para comenzar a resolver las cuentas de la Liga BBVA. Un 2-0 que, combinado con la derrota del Getafe en el Villamarín, hacía desatar la euforia en las gradas asturianas. Y es que el ‘Geta’ sucumbió en la última final de la temporada, después de cuatro jornadas sumando bajo el efecto Juan Eduardo Esnáider.

El conjunto madrileño se encontró con un partido muy abierto, en el que comenzó mandando hasta que el Betis se animó. La presión del resto de resultados fue una losa añadida. Scepovic perdonó en el tramo final y en el inicio de la segunda mitad, mientras que en el minuto 56 Pezzela remataba a la red una falta botada por Joaquín.

La tragedia azulona de un Getafe que necesitaba ganar ante la victoria del Sporting se consumó con una pena máxima muy dudosa y protestada por los visitantes a Gil Manzano. Rubén Castro firmó la sentencia del conjunto madrileño, que puso fin a una era de 12 años en Primera encajando el primer descenso de su historia, donde llegó a coquetear con los grandes de Europa.

Del mismo modo sufrió el descenso el Rayo, el que más complicado lo tenía al depender de los otros dos partidos en juego. Los de Paco Jémez cumplieron al ganar con autoridad (3-1) al Levante y por momentos, ante la posibilidad del empate en Gijón soñaron con la permanencia. El segundo gol en El Molinón dejó sin opciones a los de Vallecas, equipo que pierde la categoría tras su último ascenso en 2011, cinco años en Primera.

En uno de los dos encuentros de este domingo en los que no había ‘nada’ en juego, el Málaga guardó la octava plaza goleando (4-1) a la UD Las Palmas, un resultado que rubricó en la segunda mitad después de hacer el 2-1 justo antes del descanso. La derrota, con doblete en contra de Charles, deja al cuadro canario en undécima posición.

El Espanyol goleó (4-2) a un Eibar que mostró mejor cara pero no tuvo la pegada del cuadro local en Cornellà. Dos tantos de Gerard Moreno y otros dos de Asensio permitieron al cuadro ‘perico’ despedir a su afición con una alegría, tras una complicada temporada que cierran en decimotercer puesto, uno mejor que el cuadro armero.