Una nueva jornada de huelga del Metro pone a prueba la movilidad de Barcelona

La segunda jornada consecutiva de huelga parcial del Metro de Barcelona pone hoy de nuevo a prueba la movilidad en la capital catalana y su área de influencia, que a primera hora ya registraba retenciones de tráfico superiores a las habituales en los principales accesos. Tras los paros de ayer, los trabajadores del metro vuelven hoy a protestar por el bloqueo en la negociación del convenio colectivo con una huelga parcial desde las 09.00 a las 15.00 horas, y desde las 22.00 hasta la finalización del servicio.

huelga

Además, los trabajadores del suburbano tienen previsto manifestarse a partir de las 10.30 horas desde la plaza Urquinaona hasta la plaza Sant Jaume de Barcelona, convocados por los sindicatos.

Desde primeras horas de la mañana, las rondas de circunvalación de Barcelona y los accesos a la capital catalana han soportado importantes retenciones de tráfico, superiores a las habituales en un día en que a la huelga de metro se suma la celebración del Salón Alimentaria y la inestabilidad meteorológica, con posibles lluvias durante la tarde.

Los servicios mínimos decretados para hoy garantizan la circulación de un 30 % de los convoyes, frente al 50 % de ayer en el tramo de los paros de la mañana, con lo que los tiempos de espera en los andenes se alargarán más.

La jornada de paros de ayer, que fueron menos extensos en horarios que los de hoy, se desarrolló sin incidentes y con una afluencia de pasajeros inferior a la de un día normal, ya que muchos usuarios optaron por medios de transporte alternativos, siguiendo las recomendaciones de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB).

Los paros parciales en el suburbano, que coinciden con la celebración del Salón Alimentaria, que ya de por sí genera más circulación en la ciudad, han sido convocados por el comité de empresa ante el bloqueo de la negociación del convenio.

Entre las reivindicaciones de los trabajadores del metro figura la reclamación de aumentos salariales para los próximos años y garantías de contratación indefinida para los empleados que sólo trabajan en verano.

Los trabajadores del metro ya protagonizaron varias jornadas de huelga a finales del pasado mes de febrero, en aquella ocasión coincidiendo con la celebración en Barcelona del Congreso de Móviles.

RELACIONADO