Pablo Iglesias ataca a un periodista de ‘El Mundo’ y la labor de la prensa

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha aprovechado su regreso a la Universidad Complutense de Madrid, donde ha participado en la presentación del libro 'En defensa del populismo', para criticar la cobertura que hacen los medios de comunicación sobre su formación, inventándose, a su juicio, si es necesario noticias falsas. Iglesias ha criticado la labor de "buena parte" de los periodistas que siguen la información de su partido, de quienes -ha dicho- que "están obligados profesionalmente a hablar mal" de la formación morada "porque así son las reglas del juego", personalizando sus críticas en el periodista de 'El Mundo', Álvaro Carvajal, lo que ha provocado el plantón de buena parte de los profesionales presentes en la sala.

“Voy a utilizar a los periodistas que nos siguen para explicar ciertos elementos que vinculan a Podemos con el psicoanálisis”, ha señalado Iglesias sorprendiendo a los informadores presentes, que han escuchado como se refería a uno de ellos, presente en la sala, para ejemplificar que los periodistas tienen que “colocar noticias que digan que Podemos lo hace todo fatal” para conseguir una portada. “Tengo que evitar que Álvaro Carvajal, que tiene aspecto de epistemólogo pero es un periodista de El Mundo, me saque el titular ‘Vamos a hacer que España se masturbe'”, ha dicho Iglesias entre las risas de parte de los asistentes.

Tras advertir que más tarde volvería con el periodista de El Mundo, el líder de la formación morada ha señalado que “entre periodistas y Podemos se ha generado una cierta relación psicoanalítica para explicar varias cosas”.

“Les veo con cara de miedo por primera vez a los periodistas”, ha afirmado tras lanzar sus primeras críticas, y después de haber ironizado también sobre el nivel de debate de la política española. “Estoy intimidado, uno viene de debatir con Mariano Rajoy (PP), Albert Rivera (Ciudadanos) y Pedro Sánchez (PSOE), y esto es un poco más difícil. No puedo decir que lo otro sea fácil pero esto es más difícil”, ha asegurado.

Posteriormente, y tomando como ejemplo de nuevo al periodista Álvaro Carvajal, ha afirmado que los encargados de cubrir habitualmente a Podemos asumen que para “prosperar” en su carrera tienen que escribir noticias sobre el partido morado que “no tienen por qué ser verdad”. “Tengo que colocar noticias que digan que Podemos lo hace todo fatal”, ha continuado, dando a entender que los medios de comunicación no hacen una cobertura objetiva de Podemos y que las noticias que publican sobre asuntos negativos no tienen base real sino un único interés de desprestigiar.

Así, ha asegurado que “buena parte de los periodistas” que les “siguen” están “obligados profesionalmente a hablar mal” de Podemos “porque así son las reglas del juego”, aunque ha añadido que hay “algo bonito”: que el hecho de que su partido sea “sexy” hace que a los periodistas les guste y les atraiga “su objeto de trabajo”.

Los ataques a la labor periodística y las alusiones personales han provocado que gran parte de los informadores que cubrían el acto hayan abandonando la sala, e incluso hayan manifestado en público, antes de salir del recinto, que las palabras de Pablo Iglesias resultaban ofensivas hacia la labor que desempeñan y suponen un ataque a su profesionalidad.

Mientras los informadores desalojaban la estancia, el líder de Podemos ha vuelto a tomar la palabra para restar importancia a su comentario y asegurar que lo ha había hecho en un tono amable. Álvaro Carvajal ha agradecido las muestras de solidaridad que ha recibido.

 

Los profesionales denuncian la falta de respeto de Iglesias

La Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP), como colectivo que agrupa a la mayoría de periodistas dedicados a la información política y parlamentaria, manifestó su “más firme protesta por el ataque personal, directo y gratuito de Pablo Iglesias Turrión, secretario general de Podemos, hacia Álvaro Carvajal, periodista del diario ‘El Mundo'”.

Según defienden en un comunicado, los periodistas, como cualquier colectivo profesional, pueden equivocarse y no están exentos de la crítica. Es más, aseguran que la legislación regula el derecho de réplica y de rectificación, y habilita la vía de los tribunales, que siempre se encuentra abierta para quien se considere afectado por una información periodística.

“También los periodistas, como cualquier otro colectivo profesional, exigimos respeto. La mofa, el escarnio, la ridiculización hacia un informador resultan absolutamente intolerables en una sociedad libre, abierta y democrática”, sostienen. Además, advierten de que no es la primera vez que el señor Iglesias “se burla de un periodista”, incluso de su vestimenta o de su aspecto personal, en un acto público, como ocurrió recientemente con Ana Romero, informadora de El Español.

En el mismo sentido, la Federación de Asociaciones de Periodistas Españoles (FAPE) y la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) han condenado también “rotundamente” los “intolerables” ataques del líder de Podemos.

La FAPE ha considerado, en un comunicado, estos hechos como “una falta de respeto para los periodistas, los medios de información y, muy especialmente, para los ciudadanos”. Asimismo ha respaldado a los compañeros que dejaron la sala en protesta por las palabras de Iglesias. La federación ha instado al líder de Podemos a que si cree que se está ejerciendo mal la profesión “se dirija a la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo, o, directamente, a los tribunales”.

También en un comunicado, la APM ha calificado las palabras de Iglesias de “intolerable vulneración de los derechos constitucionales a la información y a la libertad de expresión”. “Con sus declaraciones, Iglesias ha tratado de desautorizar, desacreditar y coaccionar el ejercicio libre del periodismo”, ha juzgado la asociación, quien ha estimado que van contra la función del periodismo de controlar el poder político.

A su vez, la APM ha recordado que los políticos “nunca deben presionar para que la información se ajuste a sus intereses particulares” y ha pedido a Iglesias “respeto pleno al ejercicio de la profesión periodística”, que es una forma de “asegurar la salud y el fortalecimiento de la democracia”.

Los diputados también salen en defensa de las prensa

Diputados de varias formaciones parlamentarias han salido en defensa del ejercicio del Periodismo frente a las palabras de Pablo Iglesias.

Desde el Grupo Popular, su portavoz en el Congreso Rafa Hernando ha querido lanzar un mensaje de apoyo en Twitter a los periodistas que defienden la libertad de expresión, “imprescindible en democracia”, al mismo tiempo que el diputado Jaime Olano ha advertido de que “a nadie” debe sorprender la actitud de Iglesias. “¿Acaso en Venezuela la prensa libre no es atacada por los populistas?”, se pregunta.

Al mismo tiempo, el vicesecretario general del PP, Pablo Casado, ha subrayado que Iglesias ya atacó a otros periodistas. “Detesta la libertad de expresión”, ha sentenciado. Mientras, el vicesecretario de Sectorial del PP, Javier Maroto, ha trasladado todo su apoyo al periodista, a la vez que ha asegurado que “sin respeto a todos los medios y periodistas se perderá una parte de nuestra libertad”.

Del lado de Ciudadanos, su portavoz en el Congreso, Juan Carlos Girauta, ha afirmado en un comentario: “Señalamiento de periodistas. Se ha visto antes. Todo esto tiene un nombre”. Su compañera de bancada y portavoz adjunta en el grupo parlamentario naranja, Marta Martín, cree que la prensa está haciendo “un gran trabajo”. “Ya quisieran algunos políticos”, ha afirmado.

A su vez, el presidente de la Comisión de Cultura y también diputado Toni Cantó ha criticado la ausencia de miembros de Podemos en el homenaje a Cervantes de este jueves en el Hemiciclo. “Tenían algo mejor que hacer, atacar a la prensa libre”, ha afirmado, a la vez que ha cuestionado en Twitter: “¿Saben ustedes qué le ocurriría a una persona señalada así por el líder en uno de esos países que tanto gustan a Pablo Iglesias?”.

La diputada y también periodista Marta Rivera ha alertado en otro comentario que “señalar a un periodista indica voluntad de silenciarlo” cuando, a su juicio, debe ser “lo último” que debe hacer un político.

El diputado del PSOE y también periodista Germán Rodríguez, ha subrayado por su parte: “El respeto del Amado Líder a los profesionales y la libertad d información. ¿Entendéis por qué quiere controlar TVE?”.

RELACIONADO