El Real Madrid-Athletic, otra final para los blancos

Los de Zidane están obligados a ganar ante los de Valverde, que llegan al Bernabéu con importantes bajas, para no dejar escapar aún más al Barça (Sábado,16 horas,C+Liga)

cristiano_james

El Real Madrid ya no tiene margen de error en Liga. La cantidad de puntos perdidos, sobre todo en las salidas fuera de casa, han dejado a los de Zinedine Zidane al borde del abismo, con el Barça a 4 puntos (que podrían ser 7 si gana el partido que quedó aplazado por el Mundial de Clubes).

Con esa presión para los merengues se presenta el Athletic de Bilbao en el Santiago Bernabéu este sábado (16 horas/Canal+ Liga), un equipo peligroso que marcha sexto en la clasificación y que tiene jugadores de calidad para poner en aprietos al Madrid.

Para el partido de este sábado, el técnico francés ha recuperado a Modric y Carvajal, que no se entrenaron el miércoles, aunque no podrá contar ni con Bale ni con Marcelo, bajas de suma importancia que no podrán disputar los próximos partidos y a las que se suma la de Pepe.

Especialmente llamativo es el caso del galés, que continúa recuperándose de la lesión de sóleo que se produjo a mediados de enero y que al parecer ha recaído de sus dolencias en la pierna derecha. Otra lesión más que llegó en un momento en el que Bale comenzaba a ser realmente importante, llevando casi todo el peso del ataque.

La idea del Real Madrid es que Bale no fuerce su regreso antes de tiempo y pueda completar su recuperación a fin de afrontar con garantías la parte decisiva de la temporada. El tiempo estimado de recuperación en un primer momento, entre dos y tres semanas, se ha visto superado tras las molestias que han reaparecido en su pierna derecha.

El último entrenamiento antes del partido tampoco contó con la presencia de Pepe, que continúa recuperándose de la fascitis plantar, así como Marcelo, que ya se ha quitado el cabestrillo pero no llegará para el partido ante el Athletic.

En rueda de prensa, ‘Zizou’ no desveló quien jugará en el lugar del lesionado Marcelo en el lateral izquierdo, pero sí confirmó que Mateo Kovacic jugará “de inicio” y que dará “descanso” a Isco. “El trabajo con Isco o Mateo no va a cambiar mucho”, comentó.

Después de un mes en el cargo, Zidane señaló que lo “más importante” para él “no es el tiempo” que lleva como técnico del primer equipo “sino el público” que le está apoyando. “Lo sé y es lo que más contento me pone. Este va a ser mi quinto partido y lo que debemos hacer es continuar con esta dinámica y ganar el máximo de partidos posibles”, aseguró.

Por su parte, el Athletic de Bilbao llega al duelo con importantes bajas. De hecho, Aritz Aduriz es el único delantero de todo el ataque titular del equipo que Ernesto Valverde tiene disponible para el encuentro, para el que son bajas seguras Raúl García e Iñaki Williams y seria duda Markel Susaeta.

Si finalmente Susaeta no llega para ser titular el sábado, Valverde estaría casi obligado a inventarse una nueva delantera con Aduriz como único indiscutible.

Sí parece que junto al goleador donostiarra estarían también Javi Eraso, titular hasta la llegada de Raúl García y relevo del navarro durante su lesión, y Sabin Merino, habitual sustituto en las bandas por las ausencias de los más habituales Williams y Susaeta.

Podría completar el cuarteto ofensivo rojiblanco en el Bernabéu Iker Muniain, todavía recuperando la forma y las sensaciones de antes de la grave lesión de la que reapareció hace mes y medio, y necesitado de minutos para ir volviendo ser el que era.