Grupos de machistas radicales se reúnen el sábado en 43 países del mundo

Está vetada la asistencia de mujeres, homosexuales y transexuales porque se busca reivindicar lo que denominan el "retorno de los reyes"

machismo_recortadaMachistas radicales de todo el mundo están llamados a participar este sábado 6 de febrero en concentraciones convocadas en más de 160 ciudades de 43 países a las que está vetada la asistencia de mujeres, homosexuales y transexuales porque se busca reivindicar lo que denominan el “retorno de los reyes”, un concepto supremacista del género masculino construido a partir de ideas como la inferioridad intelectual de la mujer.

En España la cita es a las ocho de la tarde el sábado en Granada y Barcelona, cuyas autoridades no han recibido ninguna notificación oficial de que vayan a producirse concentraciones, según han informado a Europa Press en la Subdelegación del Gobierno de la capital andaluza y ha anunciado en Twitter la alcaldesa de la Ciudad Condal, Ada Colau: “Lo estamos siguiendo y haremos lo posible por evitarlo. Pero no existe ninguna comunicación oficial”, ha afirmado.

El impulsor de tamaña movilización es un americano de origen armenio llamado Daryush Valizadeh que se hace llamar ‘Roosh V’ y que además de escribir, en sus propias palabras, “libros de texto para ligar con chicas y echar un polvo”, ha cosechado una legión de followers en las redes sociales, en los foros que regenta y en sus blogs, el último de los cuales, Return Of Kings (ROK), fue en 2012 el germen de esta convocatoria.

En estos espacios, en los que se pueden encontrar contenidos variados, como argumentarios en favor de Donald Trump o ‘reflexiones’ sobre “por qué las feministas y los defensores de la justicia social blasfeman tanto”, es donde se ha venido fraguando la movilización que podría desarrollarse en más ciudades de las 165 que aparecen en el listado hecho público porque, según explica ROK, ante las “amenazas” de contramanifestaciones, proliferan convocatorias “clandestinas”.

“El mundo se mueve contra nosotros. He tenido noticia de en torno a una docena de protestas organizadas contra nuestras convocatoria y docenas más se están organizando en privado. Esta ‘reunión’ no fue ideada para crear confrontación con mujeres no atractivas ni con sus defensores”, dice la organización en el foro de Roosh V, que define a esos detractores como “gente estridente, odiosa, deshonesta y potencialmente violenta”.

En España diversas organizaciones y plataformas feministas se han puesto manos a la obra para exigir a la Consellería de Interior de la Generalitat de Cataluña y a la Subdelegación del Gobierno en Granada que tomen medidas para impedir estas concentraciones. Se movilizan tanto en redes sociales como enviando escritos de queja a los dos departamentos. En el caso de Barcelona hay convocada además una protesta media hora antes del evento que pide expulsar el machismo de los barrios.

Los promotores han lanzado incluso un ‘preguntas frecuentes’ para los hombres heterosexuales “de verdad” que vayan a participar en alguna de las concentraciones, una guía práctica que dedica varios apartados para aclarar, ante quien tenga dudas, que no se puede asistir al encuentro acompañado ni de una mujer, ni de un homosexual o un transexual porque es “exclusivamente para hombres heterosexuales”.

“¿Y qué pasa si una chica guapa aparece y se me pega como una mosca a la pared? Pues le pides su número y le dices que se largue. No permitas a las mujeres asistir al encuentro”, dicen las instrucciones, que se ponen en lo ‘peor’: “¿Y si aparecen feministas locas?” o “¿Existe el riesgo de que una feminista me delate online?”.

A la primera pregunta, la organización responde que se debe “grabar en vídeo” a las feministas y enviarle las imágenes al propio Roosh V. A la segunda, que “los hombres que temen las acciones de las feministas están infravalorando su propia capacidad de responder con firmeza y sin miedo”. “Aunque una feminista grabe tu cara y lo suba a Youtube, el ‘delito’ de estar en un sitio público no es suficiente como para que una panda de brujas amenace tu sustento”, afirma.