CaixaBank se alía con Bip&Drive para impulsar el pago con Vía T

La entidad financiera adquiere un 25% de la empresa de telepeaje e integra en la compañía la gestión de su parque de Vía T

telepeaje

CaixaBank ha llegado a un acuerdo con la empresa especializada en telepeaje Bip&Drive, propiedad de las compañías de infraestructuras Abertis, Cintra e Itínere, para impulsar conjuntamente el desarrollo del pago electrónico en el ámbito de la automoción a través del Vía T.

De esta forma, CaixaBank integrará en Bip&Drive la gestión de su negocio de pago automático para vehículos (Vía T), el más importante de España en la actualidad. Asimismo, la entidad financiera presidida por Isidro Fainé y cuyo consejero delegado es Gonzalo Gortázar ha acordado con los socios de Bip&Drive la entrada en el capital de la empresa de telepeaje, con la toma de una participación del 25% mediante una ampliación de capital.

Con este acuerdo, Bip&Drive dispondrá del mayor parque de Vía T del mercado nacional con 435.0000 dispositivos. Bip&Drive se sitúa así como líder del sector con una cuota de mercado del 21,75%.

Bip&Drive potenciará el uso del Vía T incorporando el sistema a nuevos sectores, como el caso de los parkings, e impulsará el lanzamiento de nuevos servicios, como aplicaciones móviles dirigidas a facilitar el día a día de los clientes.

CaixaBank comercializará el nuevo servicio Vía T, que llevará ambas marcas, a través de su red de oficinas, con la ventaja de que los clientes que lo contraten podrán accedera nuevos servicios, como la posibilidad de integrar en una única factura todos los gastos realizados en los peajes y parkings adheridos a Bip & Drive.

Actualmente, Bip&Drive cuenta como socios con las compañías de infraestructuras Abertis, Cintra e Itínere. Con la entrada de CaixaBank, Abertis pasa a disponer de una participación del 35% y Cintra e Itínere, un 20% cada una. La participación de CaixaBank se sitúa en el 25%.

CaixaBank es la entidad líder en medios de pago, con más de 14 millones de tarjetas en circulación y una cuota de mercado por facturación del 22,8%. La entidad ha sido una de las pioneras internacionales en la implantación de nuevas tecnologías de pago electrónico, como el pago contactless, el nuevo servicio de pago por móvil CaixaBank Pay o las pulseras contacless.