Rajoy: ‘El PSOE se entiende con todos menos conmigo’

El presidente en funciones y líder del PP, Mariano Rajoy, insiste en su oferta de constituir un Gobierno de "amplia base" con Ciudadanos y PSOE, aunque también critica los pasos, en su opinión incomprensibles, que está dando Pedro Sánchez en relación con las fuerzas independentistas. "Hay muchísimo margen para entenderse", ha asegurado este lunes en una entrevista de RNE. No obstante, el presidente ha lamentado que el líder del PSOE esté "intentándolo todo, incluido pactar con los rupturistas, para encabezar el Gobierno aun sin haber ganado las elecciones". En definitiva, el jefe del Ejecutivo lamenta que 'el PSOE se entiende con todos menos conmigo'.

rajoy-rne-448Concretamente, Rajoy ha acusado a Pedro Sánchez de buscar “a toda costa” una especie de “Pacto del Tinell” con el fin de impedir un Ejecutivo del PP. Considera que Sánchez está demostrando con sus declaraciones (como en las que ayer le acusó de “dar alas” al independentismo) que habla mucho y no explica la razón por la que cede senadores a Convergencia y ERC para que tengan grupo en la Cámara Alta. A falta de esas explicaciones, Rajoy está convencido de que Sánchez está intentando una especie de “Pacto del Tinell” (por el que Pasqual Maragall consiguió la Presidencia de la Generalitat de Cataluña) y para ello está dispuesto a “ceder a todos y abdicar de su responsabilidad” llegando a acuerdos con “independentistas, rupturistas y extremistas”. Y para intentar distraer a la opinión pública de ese objetivo es por lo que cree que Sánchez le ataca a él en sus declaraciones.

El jefe del Ejecutivo en funciones ha apostado por hacer un programa de gobierno para “cuatro años” que incluya las políticas “refomistas” que interesan a la gente. “Hay que negociar para hacer un programa poniéndose de acuerdo en objetivos y medidas”, ha dicho. En cuanto a si está dispuesto a hablar de la reforma laboral para llegar a un acuerdo, ha indicado que él no cree que haya que cambiarla porque con ella se empezó a crear empleo y tampoco se ha mostrado partidario de hacer cambios en la Ley de Seguridad Ciudadana o la Ley de Educación. A su entender, sería “un disparate dar marcha atrás en las reformas que se hicieron” y “volver a políticas antiguas”.

El líder popular, en cualquier caso, y a la espera de la sesión de investidura, tiene intención de seguir en la vida política aunque su intención es continuar haciéndolo como presidente del Gobierno.

Por otra parte, Rajoy ha advertido de que la incertidumbre política que se ha generado tras los resultados de las elecciones generales del 20 de diciembre está perjudicando la inversión extranjera en España. “La gente las cosas se las piensa y la política afecta y mucho a lo que es la economía y a los proyectos de inversión. La gente mira dónde invierte, igual que cualquier inversor español mira cuál es la situación del país donde quiere invertir”, ha señado Rajoy, que ha precisado que la situación política en España está afectando a “muchos inversores extranjeros”, especialmente del sector inmobiliario.

El presidente ha insistido en que, por todo lo anterior, lo más importante ahora es concentrarse en tener un Gobierno “a la mayor celeridad posible”, y que sea, ha dicho, un Gobierno “serio”, que no se dedique a echar por tierra o a derogar todas las políticas que han dado resultado, como la reforma laboral. Preguntado por si la incertidumbre política puede afectar al cumplimiento del objetivo de déficit, Rajoy ha respondido que no, siempre y cuando la economía española siga funcionando y creando empleo.

“El problema es que íbamos a una excelente velocidad de crucero (…), pero si estamos sin Gobierno o el que tenemos revisa todo lo hecho corremos el serio riesgo de tener una situación de incertidumbre muy peligrosa”, ha subrayado. En cuanto a si el descenso del precio del petróleo haría necesario revisar las previsiones económicas, Rajoy ha afirmado que él no las cambiaría a día de hoy, porque el crecimiento del 3% previsto para este año “es muy razonable”.