El PSOE intentará derogar la reforma laboral y la Lomce

El PSOE registrará este miércoles en el Congreso, una vez que se constituyan las nuevas Cortes Generales, un conjunto de 15 iniciativas cuyo objetivo es derogar algunas de las medidas aprobadas por el PP en la pasada legislatura, como la reforma laboral y la Ley de Educación (Lomce). El secretario general el PSOE, Pedro Sánchez, ha hecho este anuncio durante su discurso en la reunión celebrada con los diputados y senadores socialistas en el Congreso.

sanchez-grupo-500

La primera de las 15 iniciativas será pedir al Gobierno en funciones de Mariano Rajoy que derogue la reforma laboral y apruebe un nuevo Estatuto de los Trabajadores con el diálogo entre empresarios y trabajadores. Otras medidas son paralizar el desarrollo de la Lomce, subir el salario mínimo interprofesional, recuperar el carácter universal del sistema sanitario, aprobar un ingreso mínimo vital y reconstruir el pacto de Toledo sobre las pensiones.

El PSOE también registrará la petición para prohibir indultos vinculados con la corrupción, impulsar la reforma del Reglamento del Congreso, recuperar el anterior sistema de elección de los órganos directivos de RTVE y aprobar un ley de lucha contra la pobreza energética. Se trata, según Sánchez, de “traducir en iniciativas parlamentarias y en alternativas al PP” las propuestas con las que el PSOE se presentó a las elecciones generales del pasado 20 de diciembre.

Por otra parte, el líder socialista ha vuelto a rechazar que Podemos pueda formar cuatro grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados porque, ha dicho, esta Cámara debe abordar asuntos de índole nacional y corresponde al Senado dirimir los asuntos de carácter territorial.

Sánchez ha recordado que en el año 1982 el PSOE ya renunció a tener tres grupos parlamentarios y finalmente agrupó en uno solo a los socialistas vascos y a los catalanes. Ahora, y dejando claro que defiende la “pluralidad” y la “diversidad” de España, ha perdido al conjunto de las fuerzas políticas que no desvirtúen la naturaleza del Congreso, que no es territorial, sino “de índole nacional”.

Así, y aunque ha insistido en que el PSOE está dispuesto a negociar y acordar y ha reiterado que su voluntad de tender la mano “a izquierda y a derecha es máxima”, ha subrayado que los socialistas quieren que el Congreso sea “eficaz, eficiente y útil” y que, de esta manera, se centre en dirimir cuestiones de política nacional, dejando lo territorial para un Senado que pretenden reformar.

RELACIONADO