España condena la prueba nuclear de Corea del Norte, una ‘amenaza para la paz’

El Gobierno ha condenado hoy enérgicamente la cuarta prueba atómica de Corea del Norte en la que aseguró haber detonado por primera vez una bomba de hidrógeno y ha considerado que se trata de una "grave amenaza para la paz y la seguridad internacional y para la estabilidad en la península coreana". Corea del Norte realizó hoy su cuarta prueba atómica en la que aseguró haber detonado por primera vez una bomba de hidrógeno, lo que ha generado una fuerte alarma, numerosas críticas y demandas de sanciones en la comunidad internacional.

margallo

Un seísmo de unos 5 grados de magnitud en la escala de Richter sacudió a primera hora de la mañana la región nororiental de Corea del Norte, haciendo presagiar lo que más tarde se confirmó como el cuarto ensayo nuclear del régimen norcoreano después de los realizados en 2006, 2009 y 2013.

A la espera de poder verificar la naturaleza exacta del ensayo, el Gobierno español ha condenado -a través de un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores- esta acción y ha señalado que Corea del Norte “vuelve a violar” las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, del que España es miembro.

“El Gobierno de España reitera su llamamiento a las autoridades norcoreanas para dar cumplimiento pleno a las resoluciones de las Naciones Unidas y a sus propios compromisos, poniendo fin a estas pruebas y desmantelando de forma irreversible y verificable su arsenal nuclear”, añade el Ejecutivo.

Asimismo, recuerda que España ejerce la presidencia del Comité del Consejo de Seguridad sobre la República Popular y Democrática de Corea establecido en virtud de la resolución 1718 y expresa su determinación de colaborar con la comunidad internacional para dar “una firme respuesta a esta violación inaceptable”.

A diferencia de las tres primeras pruebas, con explosivos nucleares convencionales, hoy el régimen norcoreano afirmó haber utilizado la temida bomba termonuclear, capaz de multiplicar por millares la potencia de los explosivos lanzados sobre Hiroshima y Nagasaki en 1945.