Sánchez tiende la mano a Podemos y Ciudadanos para un Gobierno ‘del cambio’ si gana a Rajoy por un voto

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha tendido hoy la mano a Ciudadanos, Podemos y otros partidos para pactar un "programa común" para hacer realidad el cambio en España si los socialistas logran un voto más que el líder del PP, Mariano Rajoy, en las elecciones del 20 de diciembre. Sánchez ha hecho este ofrecimiento durante su intervención en el almuerzo-coloquio "Primera plana" organizado por el Periódico de Catalunya en Barcelona.

sanchez-350“Hay continuidad si gana Rajoy con un voto más al PSOE, pero si gana el PSOE con un voto más al PP, habrá cambio político y podremos hablar con el resto de fuerzas con un programa común, se llame Ciudadanos, Podemos, IU o PNV. Se llame como se llame”, se ha comprometido.

El candidato socialista ha subrayado que se va a volcar en la campaña en “convencer” a los indecisos y a los electores de Podemos y Ciudadanos de que “si quieren un cambio político, el único que lo puede garantizar es el PSOE” por su “acreditada capacidad para dialogar y llegar a pactos”. “Antes de hablar de pactos, me voy a dedicar estos días a ganar a Rajoy”, se ha encomendado el secretario general.

Sobre el sondeo del CIS, que da al PSOE con un 20,8 por ciento de votos y una horquilla de entre 77 y 89 escaños, Sánchez ha dicho que prefiere dedicar su tiempo “no a hablar de las encuestas, sino de los problemas de los ciudadanos”. No obstante, ha remarcado que los sondeos “dicen que hay una mayoría que quiere cambio” y que si esa “mayoría se divide, se frena el cambio”.

Por otra parte, Sánchez ha defendido su propuesta de reforma constitucional como la única salida al “bloqueo” en Cataluña y ha asegurado que si es elegido presidente, “descolgará el teléfono” y contactará con el president de la Generalitat. Ese ha sido su compromiso, expresado ante la cabeza de lista del PSC, Carme Chacón, el líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, y una amplia presencia de destacados dirigentes del PSC, entre ellos el expresident José Montilla. Sánchez dedica hoy su primer día de campaña a Cataluña, y tras esta conferencia, visitará el barrio barcelonés de Nou Barris y cerrará la jornada en un mitin en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), dos de los viveros de votos de los socialistas.

El líder socialista ha explicado que una de sus prioridades es afrontar el problema de “convivencia” territorial y ha hecho un llamamiento a los ciudadanos que “no se sienten agusto en ninguna de las trincheras”, porque “España y Cataluña viven un momento en que no pueden ni deben ganar los que generan miedo e incertidumbre”. Porque, ha recordado el líder del PSOE, “los recortes, la reforma laboral o la amnistía fiscal no tiene nacionalidad, sino ideología: la conservadora de Mas y Rajoy, las dos caras de la misma moneda de la política a desterrar este 20D. Una moneda que se parece más a peseta que euro, hay que retirarla de circulación”.

Sánchez ha reivindicando la reforma constitucional como “la única idea sobre la mesa para dar salida a la situación de bloqueo” y la “oportunidad de volver a conectar legalidad y democracia y reforzar nuestros derechos” y “decir basta a los que levantan muros cuando el conjunto de catalanes y españoles tenemos los mismos problemas”. Además, ha considerado “inaudito” que Mas y Rajoy lleven “más de un año sin cruzarse palabra” y, en este sentido, ha anunciado: “Si soy elegido presidente, descolgaré el teléfono y me comunicaré con quien sea el presidente de la Generalitat”.

En cualquier caso, Sánchez ha lamentado que, dos meses después de las elecciones catalanas, se siga con un gobierno en funciones y un “grave problema de gobernabilidad”, mientras los “problemas de los catalanes siguen siendo reales, cotidianos y aguardando respuesta”. “Si alguna desconexión hay en Cataluña es la de Mas con la realidad en la que viven cada día los catalanes, con la realidad expresada por los votantes en las urnas y la realidad democrática en Europa, que no tolera la ilegalidad o la arbitrariedad”, ha dicho.

El dirigente ha acusado a las fuerzas independentistas de “ignorar” las leyes que “ordenan la convivencia y protegen de los abusos de poder” de los gobernantes, “incluso cuando han sido elegidos democráticamente”. Sobre la reforma constitucional, que ha considerado “factible” si el PP acaba en “la oposición y sin Rajoy como líder”, Sánchez ha asegurado que se aprobará la próxima legislatura “con el apoyo de todos los barones del PSOE”, porque está “muy meditada y asentada” en el seno del partido. La reforma constitucional, ha dicho, “no es un fin en sí mismo, sino una oportunidad para recomponer consensos rotos.No hay alternativa. La de Rajoy no lo es. Y la de Mas y el rupturismo, tampoco. Honestamente -ha sentenciado-, creo que el PSOE es el mejor garante de una España unida y en convivencia”.

RELACIONADO