Hollande: ‘Destruiremos al ejército de fanáticos que cometió los crímenes del 13-N’

El presidente francés, François Hollande, prometió hoy a las familias de las víctimas de los atentados del 13-N que "Francia hará todo lo posible para destruir al ejército de fanáticos que cometió esos crímenes", durante el homenaje solemne de la nación. "Francia no cambiará. Si necesitamos un motivo para seguir en pie, para luchar por nuestros principios, para defender los valores de nuestra República, lo encontraremos en su recuerdo", afirmó Hollande.

El homenaje oficial a las víctimas de los atentados yihadistas del pasado día 13 en París y Saint Denis se ha celebrado este viernes en el patio de armas del palacio de los Inválidos de la capital francesa, presidido por Hollande. Unas 2.000 personas, entre ellos familiares de la mayoría de los 130 fallecidos en los ataques, han participado en una ceremonia sobria, en la que también había miembros de la policía y los servicios de emergencia que trabajaron en la noche de los hechos.

Las notas de “La Marsellesa” y dos canciones populares, “Quand on a que l’amour”, de Jacques Brel, y “Perlimpinpin”, de Barbara, fueron interpretadas por las populares cantantes Nolwenn Leroy, Camelia Jordana y Yael Naim, además de la lírica Natalie Dessay. Se trata de la primera vez que el palacio de los Inválidos acoge una ceremonia de homenaje a víctimas civiles. Además otros actos de recuerdo han tenido lugar frente a algunos de los escenarios de los atentados, como la sala de fiestas Bataclan, donde murieron 89 personas. Dos voces anónimas leyeron los nombres y la edad de todos los fallecidos.

En el acto de la Plaza de los Inválidos, el presidente francés ha recordado a las víctimas y tras resaltar los valores que encarnaban (la juventud, la cultura, la libertad), ha comprometido todos los esfuerzos del país en la lucha antiyihadista. “Llevaremos el combate hasta el final y lo ganaremos”, ha añadido. Hollande ha asegurado que Francia no olvidará jamás “el acto de guerra diseñado lejos y friamente ejecutado en nombre de una causa falsa”.

Para el presidente, las mujeres y los hombres que fallecieron hace dos semanas asesinados “encarnaban la felicidad de vivir y han sido asesinados porque representaban la vida, han sido abatidos porque representaban a Francia, han sido masacrados porque representaban la libertad”. “Los que cayeron eran Francia”, ha insistido. Pero tras enterrar a las víctimas ha asegurado que hará todo lo posible por reparar a los vivos. “Os prometo solemnemente que Francia hará destruir ese ejército de fanáticos que cometió esos crímenes para proteger a nuestros hijos”, ha dicho. Por último, a la generación Bataclán, como se conoce a los jóvenes atacados en bares y discotecas, les ha pedido que, pese al golpe recibido, vivan la vida sin espíritu de revancha.

Donativos para las familias de las víctimas

Por otra parte, la prensa francesa se hace eco este viernes de que las donaciones por internet para los familiares y allegados de las víctimas de los atentados, que sobrepasan ya los 500.000 euros. Algunas de las donaciones son individualizadas y en casos como el de Léon, hijo de una víctima en Bataclan, superan los 150.000 euros, mientras que se han reunido 32.000 euros para la familia de Houda y Salima Saadi, asesinadas delante del restaurante La Belle Équipe.

La iniciativa pretende costear los funerales, garantizar los estudios de los niños huérfanos después de la tragedia o simplemente dar un pequeño apoyo a los familiares. Además, la banda de rock estadounidense Eagles of Death Metal ha manifestado su deseo de ser el primer grupo que toque en la reapertura de la sala Bataclan, donde murieron, durante un concierto suyo, 89 de las 130 personas masacradas por un comando del grupo yihadista Estado Islámico el 13N en París. “Quiero volver a París. Quiero tocar. Quiero que seamos la primera banda que toque en el Bataclan cuando reabra. Nuestros amigos fueron a ver rock y murieron. Yo quiero volver y vivir”, dice Jesse Hughes, el cantante del grupo, en una entrevista.