El escándalo de las emisiones

Volkswagen fue alertada en 2007 y 2011 de la ilegalidad de los motores diesel

Bosch advirtió que el software que manipula las emisiones de gases contaminantes, elaborado por ellos, era solamente para pruebas

wolk

El periódico alemán ‘Bild am Sonntag’ publica este domingo que el proveedor Bosch ya alertó por escrito a Volkswagen en 2007 que el software que manipula las emisiones de gases contaminantes, elaborado por ellos, era solamente para pruebas y no para su uso continuado en carretera, lo cual sería “ilegal”.

La también alemana Bosch es la empresa que suministra el sistema de inyección de combustible y la centralita que lo gobierna y la semana pasada ya descargó toda la responsabilidad en Volkswagen, al asegurar que los sistemas de inyección vienen de serie con esa funcionalidad de modo a prueba, pero que darles un mal uso ya no dependía de ellos.

A esta denuncia hay que unirle la que según ‘Frankfurter Allgemeine Sonntagszeitung’ hizo un trabajador de Volkswagen que señaló en 2011 el delito que estaba cometiendo la compañía al manipular las emisiones durante los controles técnicos.

Volkswagen ha reconocido que montó en once millones de vehículos un programa que identifica cuando el turismo está siendo sometido a una prueba para que entonces el motor emita menos gases contaminantes y cumpla con los límites de las autoridades medioambientales.

De esos once millones, cinco son de la marca Volkswagen (el resto de otras marcas del grupo) y unos 2,8 millones fueron vendidos en Alemania.

El grupo anunció este sábado que prevé reparar en breve y de forma gratuita esta manipulación de todos los vehículos afectados, unos modelos diesel comercializados a lo largo de varios años en múltiples países.

El escándalo le ha costado ya su puesto al presidente del grupo Volkswagen, Martin Winterkorn, que ha sido sustituido por Matthias Müller, el hasta ahora presidente de Porsche, una de las marcas del constructor.

RELACIONADO