El Ibex 35 cede un 0,55% y permanece por debajo de los 10.000 enteros

En la jornada bajista de hoy no ha tenido tanto efecto la situación en los mercados asiáticos como el mal comportamiento de ayer de Wall Street

ibex

El Ibex 35 ha cerrado la sesión de este miércoles con un retroceso del 0,55%, lo que ha llevado al selectivo a permanecer por debajo de los 10.000 enteros (9.938,3), lastrado por Telefónica. En el mercado de deuda, la prima de riesgo se colocaba a 113,7 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 2,137%. Mientras, en el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,1233 dólares.

Abengoa se alzaba como el ‘farolillo rojo’ de la sesión tras dejarse un 8,93%, hasta los 0,938 euros. La compañía abandona así el soporte de un euro por título en el que se había movido en las últimas sesiones. Indra (-2,72%), OHL (-2,61%) y FCC (-2,42%) tampoco han conseguido abandonar las pérdidas.

Telefónica también ha sido uno de los valores más castigados en la sesión de hoy después de que la firma de inversión RBC rebajara sus estimaciones debido a la debilidad del mercado en Latinoamérica. Los títulos de la compañía han terminado la sesión con un recorte del 2,37%, hasta los 11,94 euros.

Por el contrario, IAG se ha consolidado como el mejor valor del selectivo con un avance del 2,66%, seguido de Mediaset (+0,72%), Enagás (+0,68%), Endesa (+0,56%) y Red Eléctrica (+0,52%).

Dentro de los ‘blue chips’ no se ha visto una tendencia homogénea y mientras Endesa e Iberdrola (+0,06%) han aguantado en positivo, Telefónica, Repsol (-1,66%), Inditex (-0,13%), Santander (-0,28%) y BBVA (-0,17%) no han conseguido mantener el tipo.

De este modo, el Ibex se ha colocado a la cola de las principales plazas europeas, algo más optimistas que el selectivo español: Londres ha ganado un 0,66%, Francfort un 0,54% y París un 0,48%.

El estratega de mercado de IG Daniel Pingarrón ha indicado que en la jornada bajista de hoy no ha tenido tanto efecto la situación en los mercados asiáticos como el mal comportamiento de ayer de Wall Street.

Desde su punto de vista, la llegada de septiembre “no ha traído nada nuevo (a las bolsas) y seguimos relativamente lejos de ver un escenario predecible de rebote claro”.