Waterrevive Blue, la última esperanza para resucitar tu móvil mojado

Dos jóvenes españoles han patentado una fórmula que promete eliminar la humedad y la corrosión de los teléfonos que dejan de funcionar por culpa de los líquidos

Imagina que estás en el baño y tu móvil cae accidentalmente al váter. La situación, que vista desde fuera no deja de ser cómica, seguro que te suena porque conoces a alguien cercano al que le ha sucedido. Es lo que tiene estar tan enganchado a las tecnologías, que te llevas el teléfono hasta al baño. O figúrate que vas a la piscina y te metes con el móvil en el agua porque lo llevas en el bolsillo del bañador. Menuda tragedia.

En esos momentos lo más normal es que lances alguna maldición y pienses que tu móvil ha pasado a mejor vida, pero lo que tienes que hacer es calmarte y no volverte loco (difícil si el juguetito te ha costado 600 euros). Primero, apaga el móvil (si es que sigue encendido), saca la batería (si hay posibilidad de ello) y limpia bien el dispositivo con agua del grifo y un trapo. Tras ese proceso ni se te ocurra poner el móvil a cargar y ponlo en un cuenco grande con arroz, que absorbe muy bien la humedad. Pasadas 48 horas puede que tu teléfono reviva o no. También puede que vuelva a funcionar y a las horas se apague. Hay varias posibilidades…

Pero tranquilo, si tu móvil no responde, puede que haya una última solución antes de tener que llevarlo a reparar. La esperanza para salvar tu teléfono se llama Waterrevive Blue, un líquido ‘milagroso’ que es obra y gracia de dos jóvenes españoles, Álvaro Martín y Javier Benito.

Al parecer, la idea del producto surgió tras un momento crítico como los comentados al principio de este artículo, después de que a Álvaro se le mojase el móvil. Entonces se le ocurrió investigar sobre métodos “más fiables que meter el móvil dentro de un paquete de arroz”.

“Había visitado varias tiendas de servicio técnico y no me daban una solución al problema, encima había perdido la garantía y fue entonces cuando decidí intentarlo reparar yo mismo con este producto químico. En cuestión de 7 minutos mi móvil volvía a funcionar”, nos comenta.

El método de utilización es sencillo. En la caja del producto hay una bolsa hermética en la que hay que echar el líquido Waterrevive Blue, que viene en un bote, e introducir el móvil ahí durante 7 minutos. Tras ese periodo de tiempo hay que sacar el celular y déjelo secar durante 24 horas. Tras ese tiempo, el móvil debería volver a funcionar salvo fallo irreparable. Y es que, es fundamental no poner a cargar el dispositivo tras haberse mojado, pues puede ocasionar cortocircuitos. Es muy común ver que no funciona, secarlo en unos minutos de mala manera e intentar encenderlo de cualquier manera. Es un error. Hay que tener paciencia.

¿La diferencia entre Waterrevive Blue y el arroz? Que el arroz solo consigue eliminar la humedad, pero no eliminar la corrosión. “Nuestro líquido se introduce en el interior del móvil eliminando todo esto de una manera más rápida y eficaz”, afirman los jóvenes.

AlvaroyJaviAhora, destacan, la cosa les va bien, pero empezar no fue sencillo. “Emprender no es tarea fácil, la falta de asociaciones y plataformas de ayuda a emprendedores en España es escasa y más si se tiene en cuenta el poco apoyo y sobre todo pocas ayudas a nivel inversión por parte del estado o de inversores nacionales”. Sin embargo, señalan que “eso nunca les ha parado” y aunque en algún momento les falto asesoramiento supieron salir adelante.

Una vez conseguida la fórmula, Álvaro empezó subiendo un anuncio a eBay donde vendía este producto elaborado por él y en cuestión de horas empezaron a llegar solicitudes de compra desde varios lugares del mundo. “Me vi desbordado, las solicitudes no paraban de llegar desde los sitios más recónditos y los procesos de envío y distribución empezaron a ser un problema”.

Tras un tiempo decidió volver a empezar de cero el proyecto con su amigo Javier Benito en la universidad. “Nos presentamos al programa de la Fundación Telefónica ‘Think Big’ y en cuestión de días supimos que estábamos seleccionados. Había que patentar el producto”, explican.

Ahora están en plena expansión. “Esperamos poder implantar el producto en todas las grandes superficies, muchas de ellas ya se han interesado y en otras la implantación es ya inminente. También hemos recibido cierto interés de países latinoamericanos y aunque las negociaciones van más lentas avanzan satisfactoriamente”.

Nosotros hemos probado el producto para comprobar su poder. Los móviles ahogados han sido un iPhone 4S y un Xperia Z3 Compact, que curiosamente es ‘a prueba de agua’. El primero, que no encendía tras caerse al agua de una bañera, logró resucitar con el producto, pero el segundo solo a medias, debido probablemente a algún problema con la pantalla y las conexiones que provoca que tenga que ir al ‘taller’, ya que el teminal se enciende, suena y el táctil también va, pero no se ve nada en la pantalla. Eso sí, conseguimos salvar los datos y las fotos del verano, que también tienen un valor simbólico.

Waterrevive Blue funciona en la mayoría de los casos, con cualquier marca de móvil y haya pasado el tiempo que sea desde que se mojó el teléfono, nos aseguran sus creadores, pero hay que seguir los pasos correctos para no matar el aparato.

Nuestros consejos: Primero, es obvio, tened cuidado y seguir los pasos indicados si se os moja el teléfono, sobre todo el de no enchufarlo bajo ningún concepto a la red eléctrica, y segundo si tenéis un móvil a prueba de agua, el cual publicitan como ideal para hacer fotos debajo del agua, etc, desconfiad. Por el uso diario, al final los teléfonos acaban perdiendo la fiabilidad del primer día. En el caso comentado del Xperia, éste se metió en el agua con las tapas bien cerradas y después de hacer el test de estanqueidad que recomiendan para ver que todo está perfectamente cerrado. Aun así se metió agua, ya fuese por la cámara o alguna parte de la carcasa que no estaría 100% bien pegada. Y ahora, claro está, toca mandarlo al temido SAT de Sony, que no tiene precisamente buena fama porque, según muchos usuarios, se suele lavar las manos en estos casos, aunque hay quienes afirman que arreglaron su móvil después de que se pegase un buen chapuzón tras ‘demostrar’ que las tapas estaban bien cerradas. La realidad es que esto también pasa con el resto de compañías, pero la diferencia es que las otras no venden móviles como si fuesen sumergibles.

Hay que tener en cuenta que el SAT de Sony cobra 28 euros al cliente si no acepta el presupuesto de la compañía, en caso de que no lo cubra la garantía, simplemente por devolvérnoslo. ¿La alternativa? Llevarlo directamente a través de la tienda donde lo comprastéis y que se encarguen ellos de todo. Así os ahorráis esos 28 euros en caso de no aceptar las condiciones de Sony para arreglar el terminal. En el establecimiento no pueden cobraros nada por ello. Y esto es aplicable a cualquier compañía.

Aún quedan algunos días de verano, así que ¡cuidado con el agua! Y si se os moja y no va de ninguna de las maneras, recordad que hay esperanza: Waterrevive Blue. 

Waterrevive Blue: Página web del producto